Tiempo de relación entre comillas

Para esta edición el tema escogido fue la relación entre las nuevas tecnologías y la nueva antropología, que se abordó desde las perspectivas de la ética, la religión o la filosofía. La Directora de la cátedra, Ángela Jiménez, y el Presidente de Asinja, Carlos Alonso, fueron los encargados de dar la bienvenida a los asistentes. Observatorio Fintech Everis Comillas. El mundo de la tecnología aplicado a las finanzas (fintech) crece vertiginosamente en nuestro tiempo, de la mano del asentamiento progresivo de la sociedad de la información, de la imparable democratización tecnológica, y también de la desestructuración axiológica, acaso ya irreversible, del envejecido paradigma económico capitalista o de mercado. Relación entre motivación, actividad física realizada en el tiempo libre y la intención futura de práctica de actividad física. Estudio comparativo entre adolescentes argentinos y españoles. Autor: Javier de la Torre Díaz. Fecha publicación: Noviembre 2014. Páginas:303. Este libro hace un valioso rastreo por los evangelios en busca de las claves de la relación entre Jesús y las famlias de su tiempo y sintetiza las características más importantes del evangelio del Nazareno sobre la familia.Este libro hace un valioso rastreo por los evangelios en busca de las claves de la ... La Encuesta de Empleo del Tiempo que publica el INE es una buena fuente para conocer si se han producido cambios en los últimos años en la distribución de los trabajos reproductivos y de cuidados entre mujeres y hombres. El análisis más detallado y con perspectiva temporal (antes y después de la llegada de la crisis económica a España) que proporciona esta encuesta permite comparar la ... Las comillas son un signo ortográfico doble que se escriben al inicio y al final de una frase o también al principio del renglón del enunciado Ejemplo de comillas: «La crítica es la fuerza del impotente», decía Lamartine Cuando Juan se despidió, solo dijo que “todo estará bien” En libro del autor se puede leer la siguiente cita, “El éxito requiere una gran dosis de autoestima ... DESCARGA EN PDF: YA NO MÁS CRISTIANOS “ENTRE COMILLAS” No se sabe cuándo empezó, pero hace ya hace mucho tiempo que el lenguaje gestual ha incorporado un pequeño alzamiento de manos y una rápida flexión de dos dedos, eso significa el signo de las comillas, y se utiliza para dar a entender que lo que uno está diciendo no hay que tomarlo muy en serio. en cascada, de expresión de juicios acerca del personal de una empresa en relación con su trabajo habitual, y que pretende sustituir a los juicios ocasionales y multicriterio” Otros autores, como Zerilli (1973), definen la evaluación del mérito o desempeño E. Franco Álvarez, J. Coterón López, V. Gómez , A. de Franza , Relación entre motivación, actividad física realizada en el tiempo libre y la intención futura de práctica de actividad física. Estudio comparativo entre adolescentes argentinos y españoles. . Sport Tk. Vol. 6, nº 1 , págs. 25-34, Julio 2016-Diciembre de 2016. ISSN ... 3 , C. am o r ó s Tiempo de feminismo. Sobre feminismo, proyecto ilustrado y postmodernidad, Cátedra, Madrid, 1997. 21 aSPeCtoS FiLoSÓFiCoS de La reLaCiÓn entre LaS MUJereS y La BioÉtiCa dición hegemónica y que, por tanto, no sería la historia de los vencedores,

El amor, con etiquetas.

2020.07.28 03:06 Otro_engranaje El amor, con etiquetas.

¡Buenas comunidad!
En esta ocasión traigo para compartirles un breve ensayo que elaboré en estos días sobre la cuestión del amor y su mercantilización en redes sociales estilo Tinder, Badoo, y otras tantas. Les dejaré el link a mi blog, si les place para leerlo con mayor comodidad, y también dejaré el ensayo por este medio. Sin más preámbulos, el ensayo...

El amor, con etiquetas.
No es un nuevo decir que “el amor”, en el transcurso del siglo XXI, ha tomado en las sociedades modernas un rumbo completamente diferente al que seguían los compromisos tradicionales. Tampoco es nuevo el decir que el “amor” (en comillas, pues deberíamos definir qué es amor) se transformó en una mercancía más en el momento que fue acaparado por el “espectáculo”.
Cuando Guy Debord (filósofo situacionista) escribía en los 60’ que “el espectáculo no es un conjunto de imágenes, sino una relación social entre personas mediatizada por imágenes”[1], no creo que haya imaginado que las mismas personas fuesen las que configurasen su propia imagen para utilizarla como un medio de relacionarse socialmente o, por lo menos, no con la misma eficiencia con la que hoy lo hacemos. Y es que, en su gran mayoría, las webs y apps de citas por internet son fundamentalmente eso: la mercantilización del amor, la cosificación de nuestra imagen como individuos. Y, parafraseando a Bauman, las relaciones tienden a ser “líquidas”, débiles e implican poca responsabilidad. Es cuestión de satisfacer un deseo o una apetencia, por eso no implica realmente una relación “amorosa”, no implica un “nosotros”. Las palabras del filósofo, sociólogo y ensayista son crudas, pero de una verosimilitud considerable con la realidad:
El deseo es aquí el deseo de consumir […]. El deseo es un impulso dirigido a despojar a la alteridad de su otredad y, de paso, de su poder. De tanto ser probada, explorada, conocida hasta la familiaridad y domesticada, la alteridad sale con el aguijón de la tentación extirpado y roto... sí sobrevive al tratamiento, claro está. Pero lo más probable es que, en el proceso, sus restos no digeridos terminen cayendo del ámbito de los productos consumibles al de los desechos.[2]
El miedo a la responsabilidad es evidente, y el lenguaje hace una manifestación empírica de ello. Los llamados “vínculos sexo-afectivos” manifiestan esta cosificación, aunque el término en sí sea utilizado para “no poner al otro en el lugar de objeto de un vínculo”[3], cuando el proceso mediante el cual uno selecciona estos vínculos es comparable al de ver un catálogo de ropa en línea:
¿Cómo hacer para generar un "match" que sea compatible con lo que buscás? Lo mejor es ser específico en las búsquedas. "Vamos buscando gente afín, yo tengo mis claves, políticas y feministas, y esto me sirve de filtro para las personas que agrego.[4]
La anterior declaración de una usuaria de la app Tinder deja en claro el proceso. Basta con seleccionar filtros para encontrar lo que más se adecua a lo que uno desea del otro. Todo aquel que no cumpla los requisitos que cada uno o cada una impone en su búsqueda, será invisibilizado por un algoritmo que “filtra” aquellos perfiles que no nos gustan o no nos interesan.
La “ley de Mirtha.”
Mirtha Legrand, la “Chiqui”, conductora de televisión argentina de antaño, forjaría sin saber el precepto que este tipo de redes sociales readapta a su estructura de funcionamiento: “Cómo te ven, te tratan…” y si te ven mal no hace falta el maltrato, alcanza con hacer un “click” o un movimiento del dedo (dependiendo de si se usa una computadora o un smarthphone) e indicarle a la aplicación que no nos interesa el perfil que se nos presenta en la pantalla.
Refiriéndose al “sexting” (o “sexo virtual”), una experta en salud sexual señala:
“… tener en cuenta que nuestras imágenes se deben enviar sin el rostro y sin ninguna seña particular que nos pueda reconocer […]. El riesgo que corremos es que nuestra imagen sea reenviada sin que estemos de acuerdo…” [5]
Si bien la autora informa sobre un peligro real y habitual en la cuestión de la divulgación de imágenes íntimas en la virtualidad, deja constancia de este empleo de la imagen como mero objeto de deseo, y la “cosa” sigue ahí, al punto que no podemos ni confiar por entero en nuestro “vínculo”, pero aun así necesitándolo para satisfacer nuestros apetitos sexuales.
Cuando Zygmunt Bauman habla sobre la “vida de consumo”, se refiere justamente a una sociedad donde todo debe ser necesariamente consumible, dónde nosotros mismos somos llamados a producirnos para nuestro posterior consumo:
Los colegiales y colegialas que exponen con avidez y entusiasmo sus atributos con la esperanza de llamar la atención y quizás ganar algo de ese reconocimiento y esa aprobación les permitiría seguir con el juego de la socialización; los clientes potenciales que necesitan expandir su nivel de gastos y límite crediticio para ganarse el derecho a un mejor servicio […].
Ellos son, simultáneamente, los promotores del producto y el producto que promueven.[6]
A modo similar, somos nosotros quienes construimos una imagen, un perfil que nos sirve como carta de presentación, al mismo tiempo que buscamos perfiles que cuadran con nuestros gustos y nuestras preferencias. Nos evitamos así la molestia de tener una experiencia “desagradable” con nuestro próximo “vínculo” a consumir.
En la web del diario La opinión de Murcia, una crónica nos brinda un ejemplo claro, en contexto de pandemia –que al mundo azota en este 2020–:
Mientras esperaba para volver desde el extranjero, Alicia se ilusionó con Paula. «Parecía que la cosa iba bien. En cuanto volví a España, quedamos. Era la fase 3». Alicia recuerda pasar una primera cita con las mascarillas puestas y miedo al contagio, pero «la distancia social no la mantuvimos». «Fue una cita agradable, pero no hemos vuelto a hablar», manifiesta Alicia, que recuerda que se había formado otra imagen de ella por sus fotos y mensajes y, finalmente, superó sus expectativas.[7]
En el momento en que la incongruencia entre la imagen y la realidad queda en manifiesto, la ilusión y el deseo se desvanece. El conocer al otro, el adentrarse en el otro, no juega un papel importante. Pero así es el acuerdo, casi tácito, entre los usuarios.
Cualquiera puede retrucar, en esta instancia, que lo de dar una “buena imagen” no es nuevo. Lo cual es bien cierto. El linaje, las riquezas, la gentileza “caballeresca” … eran así mismo una especie de carta de presentación en otros momentos de la historia. En el Decamerón de Bocaccio es factible de observar este tipo de estilo de “hombre” de la Alta edad Media, y asimismo prototipos de mujeres “ideales”. Pero se trataba de una sociedad más elitista y estrictamente jerarquizada, y no existía una “mercantilización” de la imagen como la que hoy tenemos, ni tampoco una producción tan generalizada de nuestra propia imagen. Lo que vivimos hoy es una especialización técnica y masiva de autoproducción y consumo de experiencias, donde ya ni siquiera buscamos el amor, sino la satisfacción; donde no queremos asumir compromisos, sino consumir hasta que el producto se agote.
La imposición silenciosa de una imagen hegemónica.
No se puede oponer, abstractamente, el espectáculo y la actividad social efectiva; este desdoblamiento se encuentra él mismo desdoblado. El espectáculo que invierte lo real es efectivamente producido. Al mismo tiempo, la realidad vivida se encuentra materialmente invadida por la contemplación del espectáculo, y retoma en sí misma el orden espectacular dándole una adhesión positiva. De los dos lados la realidad objetiva está presente. Cada noción así fijada no tiene como fondo más que su pasaje a lo opuesto: la realidad surge en el espectáculo, y el espectáculo es real. Esta alienación recíproca es la esencia y el sostén de la sociedad existente.[8]
No solo nos producimos a nosotros mismos para nuestro posterior consumo, así como buscamos un perfil que nos resulte “deseable” o que sea de nuestro agrado. Necesitamos un modelo. Necesitamos saber cómo ser “lindos”, “apuestos”, “atractivos”. Precisamos construir una imagen que atraiga a más compradores y/o compradoras, con el menor margen de error posible. Aquí es donde aparece el espectáculo como “la afirmación de la apariencia y la afirmación de toda vida humana, es decir social, como simple apariencia.” [9] La relativa facilidad contemporánea de acceder a los medios masivos de información y del espectáculo hacen factible esta imposición de una imagen hegemónica[10], tanto para el hombre como la mujer, a la que el gran público tiende a aspirar. Y, a veces incluso sin saberlo, reproducimos esta imagen de lo “bello”, de lo “atractivo”, de lo “sensual”, en un intento voraz por agradar y por producirnos. Así mismo, cuando buscamos en las redes de citas virtuales nuestra “pareja”, las primeras impresiones nos entran directamente por los ojos, pero no solo por los ojos, sino que también penetran en esa estructura espectacular de lo “bello” que hemos incorporado, que se a introducido, justamente, de manera silenciosa.
El caso del cuerpo femenino es fácil de observar, sobre todo con el auge de los y las influencers.[11] Una de estas figuras hegemónicas que se instala y que sin saber se anhela es, por ejemplo, en Argentina, la de Maria Sol Pérez, o Sol Perez. El volumen y las curvas de su cuerpo vienen a representar la figura de lo sensual[12]. Se sigue así, entonces, que la mujer cuya figura más se asemeje a la de la influencer, será más atractiva. Eso se aspira tener (en el caso del consumidoa) y eso se busca ofrecer (en el caso de quién se produce).
¿El fin del amor?
Si bien lo anteriormente expuesto es evidencia explícita de la mercantilización de nuestra figura y nuestra imagen, así como del consumo del otro como si de un producto más se tratase para la satisfacción de algún apetito nuestro, todo este panorama no es ni por lejos una ley “universal” (aunque tienda a ser la “norma”)
Las relaciones amorosas de este siglo, concretadas mediante un proceso completamente comparable al de ir a un supermercado o al de hacer compras en línea, se articulan a través de una estructura, por así decirlo, de mercado. Lo que no quita que uno no pueda encontrar el amor a través de ellas. Pero debemos cuestionarnos: ¿Cuándo gana la aplicación?, ¿cuándo encontramos “el amor”, o cuándo nos vemos forzados a recurrir a ella una y otra vez por nuestras relaciones “fallidas”?
Antes de finalizar este breve ensayo, me permito dar una concepción más profunda sobre el amor, del ya citado libro de Zygmunt Bauman:
[…] no es en el anhelo de cosas ya elaboradas, completas y terminadas donde el amor halla su sentido, sino en el ansia por participar en el engendramiento de tales cosas. El amor es análogo a la trascendencia; no es más que otro modo de llamar al impulso creador y, como tal, está preñado de riesgos, pues ninguna creación sabe con certeza en qué irá a dar.[13]
El amor seguirá existiendo. Solo basta distinguirlo y no sucumbir ante lo efímero de la mera imagen.

[1] Debord, G. (1967): La sociedad del espectáculo. Ediciones naufragio. (p.9) En línea: http://criticasocial.cl/pdflibro/sociedadespec.pdf
[2] Bauman, Z. (2003): Amor líquido. Paidós. España. Barcelona. (p.27)
[3] (18-08-2019): “´Salgo con mi vínculo´: el nuevo vocabulario de las relaciones de hoy”. Clarín, Entremujeres, Edición virtual en línea: https://www.clarin.com/pareja/-salgo-vinculo-nuevo-vocabulario-relaciones-hoy\_0\_f\_hAm1RNY.html
[4] (17-05-2019): “Apps de citas: lo que buscamos, lo que nos ilusiona, ¡lo que nos espanta!”. Clarín, Entremujeres, Edición virtual en línea: https://www.clarin.com/entremujeres/pareja/apps-citas-gusta-ilusiona-espanta\_0\_5UuqHXRUo.html
[5] Zilberman, D. (26-07-20): “No podemos dejar de lado la sexualidad”, Página 12, Sociedad. Edición impresa, p.21.
[6] Bauman, Z. (2007): Vida de consumo. (p.13) Ebook. En línea: https://www.lectulandia.co/book/vida-de-consumo/
[7] Mar Ibáñez León (25-07-2020): “Noviazgos por Tinder durante el confinamiento”. La opinión de Murcia. En línea: https://www.laopiniondemurcia.es/cultura-sociedad/2020/07/26/noviazgos-virtuales/1132149.html
[8] Debord, G. op. Cit., p.10
[9] Debord, G. op. Cit., p.10
[10] Se habla de “hegemonía” cuando hay un dominio o superioridad de una entidad sobre otras “de igual tipo”. (Wikipedia. Wiki: “Hegemonía”. En línea: https://es.wikipedia.org/wiki/Hegemon%C3%ADa)
[11] Según Wikipedia: “El marketing de influencia, o mercadotecnia influyente, es una forma de publicidad que ha surgido a partir de una variedad de prácticas y estudios recientes, enfocada más a los individuos que al mercado objetivo en su conjunto. Identifica a las personas que tienen influencia (comúnmente llamados influencers) sobre los compradores potenciales y las actividades de mercadotecnia orientadas en torno a estas personas influyentes.” (Wikipedia. Wiki: Mercadotecnia influyente. En línea: https://es.wikipedia.org/wiki/Mercadotecnia\_influyente)
[12] (18-08-2018): “Sol Pérez derritió Instagram con un sensual topless ¿y moretones?”. Los Andes. En línea: https://www.losandes.com.asol-perez-derritio-instagram-con-un-sensual-topless-y-moretones/
[13] Bauman, Z. op. Cit., p.24
submitted by Otro_engranaje to filosofia_en_espanol [link] [comments]


2020.04.15 22:44 Dario901 Sueños

Es curiosa la manera en la que un sueño llega cuando estás durmiendo. No es algo raro que sueñe la mayoría de las veces cuando duermo pero por lo general al despertar se van los sueños tal y como llegaron.
Es cierto también que mis sueños suelen ser más nítidos y recordables cuando vuelvo a dormir después de haberme despertado un rato.
Hoy precisamente soñé con una antigua "amiga" de la vocacional. Y digo amiga entre comillas porque, aunque conversabamos y teníamos una buena amistad nunca llegué a conocer cosas personales de ella. A lo más sabía que su papá la había dejado y que se refería a él como su "progenitor".
El caso es que la conocí desde primer semestre de la voca y no me llamó la atención, solo era una persona más. De hecho en esa temporada no me llamaba la atención nadie, yo era una persona más superficial en ese entonces pero empezaba a desarrollar cierta afición a rasgos peculiares de las personas pero de eso hablo en otro post.
Sigamos hablando de mi "amiga", a varias personas les resultaba atractiva y lo sé porque en algún punto ella me pidió ayuda para unos temas de álgebra que en aquella época teníamos la clase como a las 12 de la tarde y era la última clase.
Yo era un mamonsísimo y entre otra persona y yo echabamos carreritas para ver quién acababa primero los ejercicios y así salir rápido de clase. Por lo general era yo quien acababa primero y tal vez de allí ella se animó a pedirme ayuda para ciertas tareas de álgebra. El caso es que le ayudaba pero nunca sentí algo químico ni cierta atracción a ella, solo iba a lo que iba y ya. Muchas personas les sacaba de onda que estuvieramos juntos tanto tiempo que pensaban que a lo mejor andabamos pero no.
Recuerdo mucho una vez que dimos dos vueltas alrededor de la vocacional solo hablando y ella me contaba que venía de una escuela de paga y una situación incómoda sexual que vió en los baños de esa escuela.
Recuerdo también que platicaba algunas veces por messenger pero no recuerdo que me haya gustado o que haya estado perdidamente enamorado de ella. El caso es que después nos separamos de salón y ocasionalmente la veía y platicabamos poco. Pasaron cerca de 8 años para que empezaramos a salir y no recuerdo muy bien por qué, seguramente fui yo el que le dije que la invitaba al cine o algo random pero no recuerdo por qué esa necesidad de salir con ella.
Saliamos ocasionalemte y eran muchas más las veces que ella me decía que no podía, sin embargo no desistía. No era precisamente una persona culta y no entendía las referencias a las peliculas que me gustaban, su gusto por la música era mainstream como la mayoría de las cosas que le gustaban, pero tenía presencia y sabía lo que quería además de que me gustaba su forma de vestirse que era un tanto formal y con clase.
Todo terminó cuando le comenté que me gustaba y que quería salir con ella y ella me dijo que no quería una relación y que su prioridad era el trabajo, en su momento me sentí triste y dejé de hablarle y después pensé que tal vez ella quería otra cosa y no precisamente una relación, uno no sale con personas que les resulta poco atractivas y no necesariamente fśicicamente.
La volví a ver un año después cuando mi amigo Javier falleció y las circunstancias nos hicieron ir y regresar juntos a su velorio, yo todavía le guardaba cierto recelo por como resultaron las cosas pero creo que en su mayoría me porté grosero con ella.
Al siguiente año nos invitaron a una misma fiesta y ella me mandó un mensaje un día antes, seguramente para ver si iba a ir y probablemente ir juntos, no le respondí hasta 2 días después y ella solo me contestó después de manera cortada.
De allí en fuera ya no he vuelto a hablar con ella. Esperaría que se encuentre bien y que pase un feliz cumpleaños ahora que este día cumple 29.
submitted by Dario901 to u/Dario901 [link] [comments]


2020.03.12 12:36 Onyocha Carta a Gael Giraud en su cuenta

Mucho de lo que pasa en este entorno - Facebook - sucede ahí fuera. Tampoco se comprenden los media como un común, https://holochain.org . Pero el pensamiento es un común también, propiamente es el pensar, el acto de pensar .... Es necesario hacer una distinción entre un instrumento y un método - el segundo siendo humano, sin serlo el primero : es no más la medida de lo que le concedemos a las cosas representar . El mundo occidental está poblado de cosas, de instituciones que comprenden su relación al mundo como proveedores de sentido colectivo en representaciones, en público privado de común, en privados desprovistos de comunes. El problema aquí - esto es lo que es resoluble, lo que tiene una solución - es un cambio en el status de la representación , en todas sus formas, religiosa y científica también - utilizando estrategias conectivas . ¿ Cómo se gestiona el virus corona en un mundo de comunes ? ¿En colectivo que organiza su vida colectiva de modo conectivo? Es tiempo de utilizar sus competencias técnicas ... más allá de la representación. Si llegó hasta aquí conmigo, es en grassroots economics, es en ubuntu. No 'se gestiona colectivos' - si nuestra relación con los otros, al mundo está fundada en lo común, en ubuntu - soy porque tú eres : simplemente organicémonos en conectivo - las medidas públicas entre comillas, representativas tendrían una medida común, tanto como los proyectos colectivos ... incluso estratégicamente https://www.youtube.com/watch?v=NJd2fpPIuuQ , https://www.grassrootseconomics.org , https://www.opensourceecology.org , https://www.youtube.com/watch?v=MIIzogiUHFY

submitted by Onyocha to podemos [link] [comments]


2019.10.22 02:05 RadfemXX__ RETORNO AL GÉNERO: EL POSTMODERNISMO Y LA TEORÍA LESBIANA Y GAY Sheila Jeffreys/ La herejía lesbiana 1993

En los años 80 se produjo un repentino entusiasmo por la obra de los Maestros del postmodernismo -Lacan, Foucault y Derrida- seguido de su incorporación a la teoría feminista. Algunas críticas feministas han señalado que este hecho causó cierta despolitización del feminismo. En el campo de la teoría lesbiana y gay la obra de las grandes figuras masculinas del postmodernismo, así como la de otros teóricos inspirados por ellos, ha sido acogida con más entusiasmo aún. No debe sorprender que la llamada teoría lesbiana-y-gay, a saber, aquella que homogeneiza a lesbianas y varones gays, resulte tan atractiva a los ojos de estos últimos. Todo lo que remita de forma demasiado explícita al feminismo es contemplado con suspicacia. En el momento actual el proyecto de elaborar una teoría lesbiana independiente aparece como una empresa extravagantemente separatista. las estrellas de la nueva teoría lesbiana-y-gay, Judith Butler y Diana Fuss, son ambas mujeres, aunque se dedican a reciclar un feminismo fundamentado en los Maestros postmodernos -en su mayoría gays- que no hiera la sensibilidad de los gays. No es una empresa fácil. ¿Cómo lograr, pongamos por ejemplo, que el fenómeno del travestismo se considere no ya aceptable sino revolucionario en la teoría lesbiana y gay., cuando ha sido un tema sumamente controvertido para la teoría feminista desde que las lesbianas se distanciaron del movimiento de liberación gay? Sólo se logra con un retorno al género, con la invención de una versión inofensiva del género, con la que las lesbianas y los gays podrán jugar eternamente y ser revolucionarios al mismo tiempo.
La versión del género introducida por la teoría lesbiana y gay es muy distinta del concepto de género de las teóricas feministas. Se trata de un género despolitizado, aséptico y de difícil asociación con la violencia sexual, la desigualdad económica y las víctimas mortales de abortos clandestinos. Quienes se consideran muy alejadas de los escabrosos detalles de la opresión de las mujeres han redescubierto el género como juego. Lo cual tiene una buena acogida en el mundo de la teoría lesbiana y gay porque presenta el feminismo como diversión, y no como un reto irritante. Un análisis preliminar de quiénes son estas nuevas portavoces de la teoría lesbiana y gay nos puede ayudar a comprender la elección de esta política en concreto. Mientras que las feministas destacas de los 70 solían tener una formación profesional en ciencias políticas, historia, y sociología, esta nueva variante procede de los estudios literarios y culturales, así como de los estudios fílmicos. Tomemos como ejemplo el libro compilado por Diana Fuss , Inside/Out. Lesbian Theories, Gay Theories. Judith Butler ejerce la docencia en un Centro de Humanidades y, por consiguiente, no pertenece necesariamente al campo de la crítica cultural. Las dieciocho autoras restantes proceden del campo de la literatura, los medios de comunicación, los estudios fílmicos, la fotografía y la historia del arte. No hay razón por la que una crítica del arte no pueda realizar una aportación valiosa al desarrollo de la teoría política; sin embargo, tal vez sea un signo preocupante que todo lo que la nueva generación de alumnas y profesoras lesbianas y alumnos y profesores gays denominan "teoría" proceda del mundo de las artes y no de las ciencias sociales. Tal vez así se explique el hecho de que en esta nueva teoría no haya lugar para el anticuado tema de las auténticas relaciones de poder, ni tampoco para la economía o para una forma de poder que no anda simplemente jugueteando, sino que se encuentra en manos de clases y elites determinadas. la teoría postmoderna otorgó un lugar preeminente al lenguaje dentro de lo político: la palabra se tornó realidad, el crítico cultural se convirtió en activista político, blandiendo la pluma mientras el ama de casa maltratada por su marido por olvidar una telaraña en un rincón se vuelve extrañamente invisible.
Fijémonos ahora en las autoridades que cita la nueva teoría lesbiana y gay. En las notas de su introducción, Diana Fuss cita a Judith Butler, a Lacan, en varias ocasiones a Derrida, a Foucault y a nueve varones y dos mujeres más. Lo cual resulta verdaderamente sorprendente, teniendo en cuenta el importante corpus de teoría feminista lesbiana original que podría servir de fuente de inspiración; pero estas obras no existen para la nueva teoría lebiana y gay. No hay referencias a Mary Daly, Audre Lorde, Janice Reymond, Julia Penelope, Sarah Hoagland o Charlotte Bunch. Estas separatistas del pensamiento que plantean una teoría lesbiana donde los varones gays tienen una difícil cabida, han desaparecido.En la raíz del problema de género en la nueva teoría lesbiana y gay se halla la idea del predominio del lenguaje y de las oposiciones binarias que procede de lacan y de Derrida. El lenguaje adquiere una importancia sin par. Mientras que otras feministas consideran el lenguaje un factor importante, en medio del panorama de otras fuerzas opresoras que perpetúan la opresión de las mujeres -las restricciones económicas, la violencia de los varones, la institución de la heterosexualidad-, para las nuevas abogadas postmodernas de la teoría lesbiana y gay el lenguaje se convierte en un asunto primordial El lenguaje actúa a través de la construcción de falsas oposiciones binarias que controlan misteriosamente la manera de pensar y, por consiguiente, de actuar, de las personas. Una de estas parejas binarias -masculino/femenino- es la más crucial para la opresión de las mujeres así como de las lesbianas y de los gays. La feminista postmoderna excluye a los varones del análisis. El poder se convierte, en sentido foucaultiano, en algo que navega por ahí en perpetua reconstitución, sin cometido real y sin conexión alguna con las personas reales. Por consiguiente, Judith Butler adscribe el poder a ciertos "regímenes", afirmando que "los regímenes de poder del heterosexismo y del falogocentrismo persiguen su propio crecimiento por medio de una constante repetición de su propia lógica..." En otro lugar antropomorfiza la heterosexualidad:
El hecho de que la heterosexualidad esté en un continuo proceso de autointerpretación es prueba de que se encuentra en peligro constante: "sabe" de su posibilidad de desaparecer.
¡Una heterosexualidad con tesis doctoral! Un análisis feminista normalmente preguntaría en interés de quién o de qué se constituyen y operan estos regímenes; la pregunta por su finalidad no parecería estar fuera de lugar. Entonces volverían a aparecer los varones.
El concepto de género que utiliza Butler se encuentra igualmente alejado de todo contexto respecto de las relaciones de poder
El género de la repetida estilización del cuerpo, una serie de actos repetido dentro de un marco regulador altamente rígido que a lo largo del tiempo cristalizan, dando la apariencia de una sustancia o de una existencia natural.
En otro lugar afirma que "el género es una forma de travestimo (drag). De esta forma el género viene a significar una manera de sostener el cuerpo, un atuendo, una apariencia, y no resulta sorprendente la conclusión de Butler de que todas las formas de intercambio genérico, como el travestismo y los juegos de roles de las lesbianas, son actos revolucionarios. No queda claro dónde encaja en este entramado la vulgar y verdadera opresión de las mujeres. Si un varón cruel maltrata a la mujer con la que vive, ¿es porque ella ha adoptado el género femenino en su apariencia externa? ¿Su pondría una solución para ella adoptar durante un día el género masculino paseándose vestida con una camisa de trabajo o zahones de cuero? cuando el género se convierte en idea o en apariencia, la opresión de las mujeres efectivamente desaparece. Algunas teóricas feministas radicales han resaltado que la idea de género tiende a ocultar las relaciones de poder del sistema de supremacía masculina. El concepto de género ha gozado siempre de la mayor aceptación entre las teóricas feministas liberales y socialistas y, más recientemente, entre las postmodernas.Cuando en el pasado las teóricas feministas de cualquier ideología política se referían al género, siempre lo entendían como algo que puede ser superado o sobreseído. Tanto las feministas heterosexuales como las lesbianas se han sentido insultadas cuando les llamaban femeninas o masculina.s Se consideraban -y muchas así lo siguen haciendo- objetoras de conciencia del género y no querían ningún trato con éste, resistiéndose a representar ninguno de ellos. Algunas eligieron la vía de la androginia; sin embargo, las teóricas feministas radicales han apuntado las limitaciones de esta aproximación. la idea de la androginia se apoya en la perpetuación e los conceptos de masculino y femenino: es una supuesta combinación de las características de ambos y, por consiguiente, los reifica antes que abandonarlos. durante más de veinte años las feministas y feministas lesbianas han tratado de rebatir el género negándose a actuar de acuerdo con sus reglas; en la actualidad algunas feministas postmodernas han calificado este proyecto no sólo de mal planteado sino, además de imposible de alcanzar. Dentro de la teoría feminista, Butler denomina movimiento "pro-sexualidad" a aquel que mantiene que la sexualidad "se construye siempre en términos del discurso y del poder, entendiendo parcialmente el poder como ciertas convenciones culturales heterosexuales y fálicas". Corrobora esta definición y afirma que resulta imposible construir una sexualidad en los márgenes de estas convenciones:
Si la sexualidad es una construcción cultural dentro de las relaciones de poder existentes, el postulado de una sexualidad normativa "antes", "en los márgenes" o más allá" del poder representa una imposibilidad cultural y un sueño políticamente inviable que demora la misión concreta y actual de repensar todas las posibilidades subversivas, para la sexualidad y para la identidad, dentro de los propios términos del poder.
El feminismo en su acepción habitual ha sido declarado imposible. La teoría postmoderna se utiliza para apoyar el proyecto libertario sexual y, más concretamente, el sadomasoquista.
La mayoría de las feministas de los setenta y de los ochenta probablemente se habrán encontrado luchando en favor de la eliminación del género y de la sexualidad falocéntrica. Hemos tratado de crear algo nuevo y distinto. Ahora descubrimos que perseguíamos un imposible. Mis jóvenes alumnas lesbianas me dicen. "No hay duda de que el género está presente en las relaciones". No son conscientes de que con este comentario ofensivo invalidan veinte años de lucha de las feministas lesbianas contra esta situación. Resulta casi tan frustrante como cuando, recién iniciada en el feminismo, los hombres solían aleccionarme sobre el carácter "natural" de la femineidad y de la masculinidad. Los hombres ya no hablan así, ahora lo hacen las postmodernas y los postmodernos. Estas alumnas asumen, a consecuencia de su consumo de lecturas teóricas postmodernas, la imposibilidad de eludir el género. Según Derrida, no se puede escapar a una oposición binaria, sólo se puede dar mayor peso a la parte más débil provocando presiones y tensiones. Quien pretende evitar el binario es tachada de esencialista. El Término "esencialista" ha adquirido un significado totalmente distinto y se emplea para denotar a quienes conservan cierta fe en la posibilidad de una acción social para conseguir un cambio social. Tiempo atrás tal vez supiéramos qué significaba el esencialismo. señalaba la convicción de que a varones y a mujeres les separaba una diferencia natural y biológica. las feministas radicales, eternas misioneras del construccionismo social, discrepaban de esta convicción, aunque ciertas teóricas feministas de otros credos hayan fingido lo contrario. La feminista postmoderna Chris Weedon insiste en sus escritos en la desconcertante afirmación de que las feministas radicales empeñadas en transformar la sexualidad masculina en interés de la liberación de las mujeres, son en realidad deterministas biológicas convencidas de la imposibilidad de todo cambio. lo que ahora se denomina "esencialismo" es la fe de las lesbianas en poder evitar el estereotipo de género, o en la posibilidad de practicar una sexualidad que no se organiza en torno al pene o a algún desequilibrio de poder. El postmodernismo llama a esta convicción esencialista por confiar en la existencia de una esencia incognoscible del lesbianismo. Todo lo conocido, o lo pensable, está infundido por el género y por el falocentrismo y el sistema sólo puede cambiar mediante el juego dentro de sus reglas. También se podría -tal vez incluso con más razón- invertir el juego, acusando de esencialismo a quienes aseguran que las lesbianas no pueden escapar del género o del falocentrismo. Sin embargo, quisiera evitar la invención y el lanzamiento de nuevas versiones esencialistas. Basta decir que la idea del carácter inevitable del género y del falogocentrismo me parece una visión brutalmente determinista y pesimista que consigue anular el proyecto feminista de los últimos veinte años. Concuerda con la tendencia general del postmodernismo a considerar la militancia política y la fe en la viabilidad de un cambio político como una actitud sospechosa, ridícula e incluso vulgar.
Fijémonos ahora en lo que Butler entiende como el potencial revolucionario del travestismo. La construcción social del género es un viejo principio fundamental del feminismo. No obstante, al igual que otros hallazgos feministas tradicionales y muy manidos, parece nuevo y fascinante a los ojos de las seguidoras del postmodernismo. Y, efectivamente, es posible que lo sea para toda una nueva generación de mujeres jóvenes que no han tenido acceso a la literatura feminista de los sesenta y de los setenta, puesto que ésta no aparece en las referencias bibliográficas de sus cursos. Buttler afirma que el potencial revolucionario del travestismo y de los juegos de roles consiste en la capacidad de estas prácticas para ilustrar la construcción social del género. descubren que el género no posee ninguna esencia ni forma ideal sino que es tan sólo un disfraz (drag) que usan tanto las mujeres heterosexuales femeninas como los hombres heterosexuales masculinos, tanto las lesbianas que juegan a roles como los travestis gays sobre los escenarios, o los clónicos.
El travestismo es una forma trivial de apropiarse, teatralizar, usar y practicar los géneros; toda división genérica supone una imitación y una aproximación. Si esto es cierto -y así parece-, no existe ningún género original o primario que el travestismo imite, sino que el género es una especia de imitación para la cual no existe original alguno...
El género, entendido como gestos, atuendo y apariencia, puede, efectivamente, considerarse como disfraz, travestismo o, en palabras de Butler, "representación" (performance). A su modo de ver, la "representación" demuestra la ausencia de un "sexo interno o esencia o centro psíquico de género". Esta supuesta estrategia revolucionaria, ¿cómo puede traducirse en un cambio? No queda demasiado claro.
¿Cómo, pues..., utilizar el género, en sí mismo una inevitable invención, para inventar el género en unos términos que denuncien toda pretensión de origen, de lo interno, lo verdadero y lo real como nada más que los efectos del disfraz, cuyo potencial subversivo debe ensayarse una y otra vez para así convertir el "sexo" del género en el lugar de un juego político pertinaz?
Al parecer, el público que asiste a la función de travestismo del género debe darse cuenta de que el género no es ni "real" ni "verdadero". pero, después de darse cuenta, ¿qué deben hacer? Al acabar la función de travestismo, ¿las mujeres y los hombres heterosexuales volverán a casa corriendo para deshacerse del género y anunciar a sus parejas que no hay tal cosa como la masculinidad y la femineidad? No parece demasiado probable. Si el género fuera realmente sólo una idea, si la supremacía masculina se perpetuara sólo porque en las cabezas de los hombres y de las mujeres no acababan de prenderse las lucecitas necesarias para poder descubrir el error del género, entonces la estrategia de Buttler podría tener éxito. Sin embargo, su concepción de la opresión de las mujeres es una concepción liberal e idealista. la supremacía masculina no sólo se perpetúa porque la gente no se percata de la construcción social del género o por una desgraciada equivocación que tenemos que corregir de alguna manera. Se perpetúa porque sirve a los intereses de los varones. No hay razón por la que los varones tengan que ceder todas las ventajas económicas, sexuales y emocionales que les brinda el sistema de supremacía masculina, sólo por descubrir que pueden llevar faldas. Por otra parte, la opresión de las mujeres no sólo consiste en tener que maquillarse. La imagen de un varón con falda o de una mujer con corbata no basta para liberar a una mujer de su relación heterosexual, mientras el abandono de su opresión le puede causar un sufrimiento social, económico y probablemente hasta físico, y en algunas ocasiones la pérdida de su vida.
Según las defensoras de los juegos de género, el potencial revolucionario reside no sólo en la asunción de un género en apariencia inadecuado, a saber, la femineidad por parte de un varón o la masculinidad por parte de una mujer. Parece ser que también la representación del género previsto puede ser revolucionaria. Hace tiempo que esta idea ha estado presente en la teoría gay masculina. Los gays que han descrito el fenómeno del hombre clónico vestido de cuero de los setenta no se pusieron de acuerdo sobre el potencial revolucionario de este fenómeno. Muchos teóricos gays mostraron su consternación, cosa bien comprensible. A su entender, el modelo viril de los gays traicionaba los principios de la liberación gay, que trataba de destruir los estereotipos de género, considerando las masculinidad un concepto opresivo para las mujeres. Otros autores han resaltado el carácter revolucionario del tipo masculino gay por su cuestionamiento del estereotipo gay afeminado. Por otra parte, se ha señalado que el potencial revolucionario del gay masculinizado puede permanecer invisible, puesto que el espectador desprevenido no lo reconoce como gay sino que lo tiene simplemente por masculino. ¿De que manera debe saberlo? El argumento del carácter políticamente progresista de la masculinidad, que esgrimen los varones gays, parece, por último, una simple manera de justificar algo que ciertos gays desean o que les atrae. la aprobación se inventó después del hecho, tal vez porque algunos gays se dieron cuenta del carácter retrógrado de la pose masculina que adoptaban para "camuflarse", sentirse poderosos o sexualmente atractivos y necesitaban justificarse.
El retorno al género, que se ha producido en la comunidad de los varones gays a partir de finales de los setenta en términos de un renovado entusiasmo por los espectáculos de travestismo y por un nuevo estilo viril, aparece en la comunidad lesbiana mucho más tarde. Sólo en os años 80 se comenzó a observar un retorno al género entre las lesbianas con la rehabilitación de los juegos de roles y la aparición de las lesbianas "de carmín". Las ideas de las obras de los Maestros postmodernos resultaron sumamente convenientes porque constituían una justificación intelectual y permitían anular y ridiculizar desde la academia cualquier objeción feminista. En Gender Trouble, Judith Butler demostró que el psicoanálisis de antaño, representado por un trabajo de Joan Riviere de 1929 sumado a unas declaraciones de Lacan sobre la femineidad como mascarada y parodia, pueden ser utilizados por las nuevas teóricas lesbianas y gays procedentes de los estudios culturales en defensa de la representación de la femineidad por las lesbianas como una estrategia política. En otro lugar esta representación es llamada "mimetismo", aunque esta palabra no se adecúa al análisis de Butler, dado que sugiere la existencia de un original que es mimetizado, y, de hecho, ella no la utiliza. Carol-Anne Tyler explica de la siguiente manera la idea del mimetismo, recurriendo a Luce Irigaray:
Según Irigaray, mimetizar significa "asumir el rol femenino a propósito...para rendir "visible" a través de un juego de repeticiones algo que debe permanecer invisible..." Representar lo femenino significa "decirlo" con ironía, entre comillas... como hipérbole... o como parodia... En el mimetismo y también en el campo, la ideología se "hace" con el fin de deshacerla y así aportar nuevos conocimientos: que el género y la orientación heterosexual que debe asegurarlo son antinaturales e incluso opresivos.
Sin embargo, Tyler critica esta idea. Apunta que si todo género es una máscara, resultará imposible distinguir la parodia de lo "real". Lo real no existe. De esta manera el potencial revolucionario se pierde.La idea del mimetismo está presente en el elogio que algunas críticas culturales hacen de Madonna. afirman que Madonna socava los conceptos de fijeza y de autenticidad del género, al asumir la femineidad cómo representación. El mimetismo requiere la exageración del rol femenino asumido. Al parecer, es así como han de saber las espectadoras inexpertas que están ante una estrategia revolucionaria. El exceso de maquillaje o de la altura de los tacones indicaría que el género es entendido como representación. Cherry Smyth, abanderada de la política queer, apunta en una reseña acerca de la obra de la fotógrafa lesbiana Della Grace que la indumentaria femenina tradicional puede tener un efecto revolucionario:
En verdad parte de la iconografía ha sido sustraída a las trabajadoras del sexo y la moda post-punk cual confiere una autonomía violenta a la elegancia femme, y convierte el hecho de llevar minifalda y de exhibir el body en un gesto conscientemente antiestético e intimidatorio, antes que vulnerable y sumiso.
La encarnación por excelencia de este estilo es, según Smyth, "la propia Madonna, probablemente uno de los ejemplos más famosos de la transgresión queer". Las teóricas feministas que no son ni queer ni postmodernas tienen grandes dificultades para apreciar la transgresión de Madonna contra otra cosa que no sea el feminismo, el antirracismo y la política progresista en general. La teórica feminista norteamericana negra bell hooks apunta que Madonna no pone en entredicho las reglas de la supremacía masculina blanca, sino que las acata y las explota. Según Hooks, las mujeres negras no pueden interpretar el teñido rubio del pelo de Madonna como "una simple elección estética", sino que para ellas ésta nace de la supremacía blanca y del racismo. la autora entiende que Madonna utiliza su "condición de personal marginal" en Truth or Dare: In Bed With Madonna (En la cama con Madonna) con el propósito de "colonizar y apropiarse de la experiencia negra para sus propios fines oportunistas, aunque trate de disfrazar de afirmación sus agresiones racistas". Apunta que, cuando Madonna utiliza el tema de la chica inocente que se atreve a ser mala, "se apoya en el mito sexual racista/sexista incesantemente reproducido, según el cual las mujeres negras no son inocentes ni llegan a serlo jamás". Hooks encabeza su artículo con una cita de Susan Bordo que señala que el "potencial desestabilizador" de un texto puede medirse sólo en relación con la "práctica social real". Si acatamos el "potencial desestabilizador" del mimetismo según esta perspectiva, descubrimos numerosos ejemplos a nuestro alrededor.- en los medios de transporte público, en las fiestas de la oficina, en los restaurantes- en los que las mujeres adoptan una femineidad exagerada. Es difícil distinguir entre la femineidad irreflexiva y corriente, y la sofisticada femineidad como mascarada. También aquí encontramos cierto esnobismo. Se juzga con distintos raseros a las mujeres que han optado por llevar una vestimenta muy parecida, según sean ignorantes y anticuadas o hayan cursado estudios culturales, hayan leído a Lacan y hayan tomado la consiguiente decisión deliberada y revolucionaria de ponerse un Body escotado de encajes.
¿Por qué tanta agitación sobre este tema? Resulta difícil creer que las teóricas lesbianas postmodernas entiendan realmente el mimetismo y los juegos de roles como una estrategia revolucionaria. Sin embargo, la teoría permite a las mujeres que quieran usar el fetichismo de género para sus propios fines, ya sean de índole erótica o simplemente tradicional, hacerlo con un petulante sentido de superioridad política. Parece divertido jugar con el género y con toda la parafernalia tradicional de dominio y sumisión, poder e impotencia, que el sistema de supremacía masculina ha engendrado. Mientras que el maquillaje y los tacones de aguja representaban dolor, gastos, vulnerabilidad y falta de autoestima para la generación de mujeres que se criaron en la década de los sesenta, la nueva generación de jóvenes nos informa que estas cosas son maravillosas porque ellas las eligen. Esta nueva generación se pregunta incrédula cómo podemos divertirnos sin depilarnos las cejas ni las piernas. Y, entretanto, la construcción del género permanece incontestada. Estamos ante el sencillo fenómeno de la participación de ciertas lesbianas en la tarea de refuerzo de la fachada de la femineidad. Hubo un tiempo en que las feministas lesbianas aparecían en público o en televisión vestidas de una manera que rehuía deliberadamente el modelo femenino, como una estrategia de concienciación. Creíamos que de esta forma mostrábamos a las mujeres una posible alternativa al modelo femenino. Actualmente todas las parodistas, mimetistas y artistas de performance nos dicen que el sistema de supremacía masculina sufrirá una mayor desestabilización gracias a que una lesbiana se vista del modo que cabría esperar de una mujer heterosexual extremadamente femenina. Resulta difícil saber por qué. Las más desestabilizadas son, con toda probabilidad, las feministas y las lesbianas, que se sienten totalmente desarmadas e incluso humilladas por una lesbiana que demuestra y proclama que también ella quiere ser femenina.
Aparte del retorno al género, hay otro aspecto del enfoque postmoderno de los estudios lesbianos y gay que no parece constituir una estrategia revolucionaria claramente útil. Se trata de la incertidumbre radical (radical uncertainty) respecto de las identidades lesbiana y gay. Tanto los teóricos como las teóricas adoptan una postura de incertidumbre radical.
Para los incipientes movimientos lesbiano y gay de los setenta, nombrar y crear una identidad eran cometidos políticos fundamentales. Nombrar tenía una especial importancia para las feministas lesbianas conscientes de cómo las mujeres desaparecían normalmente de la historia de la academia y de los archivos, al perder su nombre cuando se casaban. Éramos conscientes de la importancia de hacernos visibles y de luchar por permanecer visibles. La adopción y la promoción de la palabra "lesbiana" eran fundamentales, ya que establecían una identidad lesbiana independiente de los varones gays. A continuación, las feministas lesbianas del mundo occidental intentaban llenar de significado esta identidad. Estábamos construyéndonos una identidad política consciente. Las feministas lesbianas han defendido siempre un enfoque construccionista social radical para el lesbianismo. Mediante poemas, trabajos teóricos, conferencias, colectivos propios, así como el trabajo político de cada día, íbamos construyendo una identidad lesbiana, que aspiraba a vencer los estereotipos perjudiciales y predominantes y que debía formar la base de nuestro trabajo político. Se trataba de una identidad históricamente específica. la identidad lesbiana que construyen las actuales libertarias sexuales y las teóricas de la nación queer es radicalmente distinta. La identidad elegida y construida debe corresponderse con las estrategias políticas que se quieran emprender.
submitted by RadfemXX__ to FeminismoRadical [link] [comments]


2018.12.13 20:48 just1guy05 Acabo de salir de una relación con una chica que me dejo pensando mucho

Bueno, soy un tipo de 19 años, y hace unos 2 meses termine con la que fue mi novia por 9 meses. Todo empezó genial, como toda relación, deberás creía que ella era diferente a todas las chicas (pues muchas actualmente son solo copy paste de otras) pero a medida que todo avanzaba empece a darme cuenta de cosas. Ella era super feminista radical, yo estoy super a favor de los derechos de las mujeres y de todas las personas en general, y me gusta mucho discutir aspectos sociales siempre desde un punto de vista empatico y neutro, pero con ella no podia hablar de nada de eso porque en el momento en el que criticaba al feminismo o a las mujeres yo era automaticamente un misogino, era recurrente esa "pelea", lo pongo entre comillas porque ella era la que se enojaba mientras yo intentaba explicarle mi pensamiento de una forma en la que pudiera entenderme (curiosamente eso la hacia enojar mas). Ya no podia dar mi opinion, si no era igual a la suya, estaba mal. Antes de ella, solo habia tenido relaciones sexuales 1 vez (ebrio), asi que cuando llego el momento de que nosotros tuvieramos relaciones, no me sentia muy seguro, tenia miedo de no hacerlo bien, de lo que ella pensara, etc. hablamos de eso y quedamos en esperar, pero empezo a presionarme mucho, y a enojarse conmigo, llegue a culparme a mi mismo y a sentir mucha verguenza por eso. Siempre he sido una persona muy reservada, que tiene dificultades para expresar lo que siente, raramente hablo de esas cosas, pero con ella sentia la confianza de hacerlo pues era mi novia, le platique varias cosas que me hacian sentir mal o que me preocupaban dentro de la relacion y ella siempre se quejaba de que los hombres nunca expresan lo que sienten por "machitos" asi que dije, pues intentare ser mas abierto con ella. Lo hice. Se burlaba de lo que sentía. En platicas posteriores me llego a decir "ay ni te quiero decir nada porque eres bien sensible", eso y lo mencionado, ademas de otras cosas me hicieron sentir muy inseguro dentro de la relacion, pero a pesar de todo siempre me porte respetuoso con ella. Otra "pelea" recurrente era porque yo no posteaba mucho sobre nosotros en las redes. Y aunque fuera amoroso con ella, al parecer si no lo publicaba no contaba.
Deje de sentirme comodo, y ella tambien, asi que cortamos. Estabamos en el mismo salon asi que fue algo dificil, pero ella se veia super normal, me hablaba como si nada e incluso llego a decir chistes sobre que terminamos, no le di importancia, pero yo no soy asi, yo soy mas de apartarme para estar solo un tiempo, pense que tenia sentido pues acababa de terminar una relacion pero para ella no lo tenia aparentemente. Se indigno y se puso mu a la defensiva respecto a eso, diciendo que era un pendejo por ignorarla y que no le importaba como se sentia, yo estaba demasiado ocupado pensando acerca de muchas cosas asi que decidi ponerme a mi primero y lo tomaba lo que decia en cuenta. A pesar de todo ella siempre me siguio importando y la segui queriendo (de forma amistosa) asi que me disculpe con ella, pero me dijo que yo ya no era nada para ella y que no le improtaba. A las dos semanas de romper ya estaba viendose con otros tipos, me dijo un amigo que ella publicaba cosas en twitter acerca de vatos y eso. Incluso se ponia a platicar de esas cosas en el salon, a medio metro de distancia de mi. Me dolio mucho, me dolio como fue conmigo, me dolio que no le importara guardar aunque sea un poco de respeto a la relacion, y me dolio que muchas personas estan de acuerdo con como ella se comporto. Me duele que muchas mujeres sean asi, y que sea algo aprovado por la cultura feminista, me duele que muchos hombres pasen por cosas que yo pase en esa relacion, y aun asi sean señalados como los malos o los machitos.
Ahora mismo estoy en un punto en el que no se hacia donde dirigirme. Descubrí este movimiento hace unos dias, y me he sentido identificado con muchas de las cosas que he leído acerca de los problemas que presenta la población masculina. Escribo esto porque siento que si eres hombre, no tienes voz para hablar de cosas sobre opresión y trato indigno, y creo que, para desahogarme un poco también.... gracias por leerme.
submitted by just1guy05 to MGTOW_es [link] [comments]


2017.02.10 08:35 kilovatio ¿Gramsci o Laclau? Los dilemas de Podemos

¿Gramsci o Laclau? Los dilemas de Podemos
Carlo Formenti
Grecia ha demostrado que el objetivo de reconquistar la soberanía popular en democracia, bienestar y política económica no es compatible con la permanencia en la UE
Dentro de unos días en la plaza de toros cubierta de Vistalegre (Madrid), Podemos celebrará su segunda asamblea general, un evento que podría representar un giro importante en la vida de esta formación política que representa al día de hoy la única izquierda del Viejo Continente en condiciones de competir de igual a igual con el establishment neoliberal. En mi último libro (“La variante populista”, DeriveApprodi, 2016) he señalado en Podemos el ejemplo europeo más importante (comparándolo con las revoluciones bolivarianas en América Latina y con el movimiento nacido alrededor de la candidatura de Sanders en los Estados Unidos) del intento de cabalgar desde la izquierda la ola populista que se está levantando en todo el mundo como reacción a las devastaciones sociales, civiles y económicas provocadas por décadas de régimen neoliberal. Antes de analizar las opciones estratégicas que se confrontarán en Vistalegre –intentaré hacerlo cotejando los documentos programáticos presentados respectivamente, por el secretario general Pablo Iglesias y por su competidor Iñigo Errejón– es útil realizar algunas consideraciones sintéticas referidas a la mutación del escenario mundial actualmente en curso (marcado, entre otros acontecimientos, por el Brexit, la elección de Trump y por la derrota de Renzi en el referéndum del pasado diciembre) y a los desafíos que eso impone a todos los movimientos antineoliberales de todo el mundo.
El presupuesto del que parto es que estamos viviendo la fase inicial de un rápido y caótico proceso de des-globalización. No tengo aquí el espacio para argumentar de forma adecuada tal tesis, por lo cual me limito a enunciarla en modo apodíctico haciendo referencia al artículo del vicepresidente boliviano Linera, que ya he comentado en estas páginas. En ese texto Linera escribía, entre otras cosas, que Trump “no es el verdugo de la ideología triunfalista de la libre empresa, sino más bien el médico forense al que le toca oficializar una muerte clandestina”. Clandestina, añado yo, gracias a la obtusa insistencia con la que las izquierdas se obstinan a no tomar nota. Y añadía que la era en la que estamos ingresando es rica de incertidumbres, y, justo por esta razón, potencialmente fértil, si sabemos navegar en el caos generado por la muerte de las narraciones pasadas.
En la misma longitud de onda, merece la pena señalar un largo, notable artículo firmado Piotr publicado en la web megachip que mantiene, entre otras cuestiones: 1) que Trump no representa solo un electorado compuesto por perdedores de la globalización (parados, trabajadores blancos pobres, etc.) sino también un múltiple mosaico de fragmentos de las élites dominantes asustadas por la inercia de una política neocons transversal (Hillary Clinton sobre todo) dispuesta a arriesgar una guerra mundial, para defender la hegemonía americana fundamentada sobre el binomio financiarización/globalización; 2) que esta base incoherente y variada lo obligará a llevar adelante una política igualmente incoherente y contradictoria (por ejemplo dando marcha atrás en la globalización sin dejar de defender los intereses de la finanza global); 3) que para oponerse a su pseudo new deal autoritario los lobby liberal-imperiales lucharán (es la crónica de estos días) con el cuchillos entre los dientes, movilizando una ideología identitaria “enrocada tras el dogma y la inquisición de lo políticamente correcto, es decir una forma ideológica elitista que prefiere todo lo que es minoría, ya que las minorías no plantean desafíos fatales, mientras, si bien explotadas pueden minar aquellos propuestos por la mayoría. Minorías que por esa razón tienen que ser tuteladas por lobby que se erigen a sus representantes. Lobby de minorías incorporadas en un establishment dedicado a políticas elitistas”; 4) que una izquierda que quiera luchar tanto contra el globalismo a la Clinton como contra el trumpismo tendrá que surfear, con espíritu pragmático mas sin renunciar a los principios, la ola populista. Lo que nos lleva otra vez a los dilemas de Podemos.
Empecemos diciendo que Podemos es hoy objeto de una violenta campaña de agresión por parte de los medios de comunicación españoles, parecida a las que en todos los demás países occidentales se conducen contra la amenaza “populista”. Las comillas se imponen porque el término se utiliza de manera totalmente indiferenciada: populistas son Evo Morales y Marine Le Pen, Rafael Correa y Grillo, Trump y Podemos. Un aplastamiento que no es fruto de la incapacidad de análisis político; al contrario: refleja la nítida polarización formulada hace algunas semanas por el director del Wall Street Journal, que ha declarado que, de ahora en adelante, el enfrentamiento no será entre derecha e izquierda sino entre globalistas y antiglobalistas. Igualmente univoca la receta para enfrentarlos: construir grande coaliciones entre liberales y socialdemócratas para cerrarles el paso (coaliciones a las que tienen tendencia a arrimarse en posición subordinada esos partidos de izquierda “radical” que se dejan convencer por las élites liberales de la necesidad de encararse contra el peligro “fascista”). En España, como explica un artículo del diputado de Podemos Manolo Monereo, esta campaña se ha hecho histérica desde cuando Podemos ha elegido estrechar una alianza electoral con Izquierda Unida en lugar que con el PSOE. Por eso, visto que la primera opción ha sido sostenida por Pablo Iglesias y la segunda por Iñigo Errejón, y visto que las dos tesis se confrontarán nuevamente en la asamblea de Vistalegre, los medios de comunicación están entrando a saco en el debate precongresual con la esperanza de lograr romper el partido o, como segunda opción, reforzar en su interior la corriente encabezada por Errejón. Vayamos a los documentos.
El documento de Iglesias arranca de consideraciones análogas a aquellas planteadas anteriormente referidas a la fase histórica mundial: la globalización está entrando en crisis al son del surgimiento de nuevas resistencias y adversarios políticos: no solo los movimientos sociales, sino también los gobiernos guiados por fuerzas políticas soberanistas/progresistas que, sobre todo en América Latina, intentan devolver un rol estratégico al Estado en materia de política económica y persiguen programas de reformas radicales, mientras está en curso un reequilibrio de las relaciones de fuerzas geopolíticas debido a la emergencia de superpotencias viejas y nuevas, como Rusia y China. La crisis europea es parte integrante de semejante contexto: los efectos devastadores del proyecto ordoliberista (la elevación del Tratado de Maastricht a rango constitucional bajo la hegemonía alemana, la perdida de la soberanía monetaria con la consiguiente destronamiento de los gobiernos nacionales despojados del poder decisorio sobre temas estratégicos; el ataque a los salarios y al estado social; los recortes generalizados del gasto público; el sistema de los media “blindado” en apoyo del pensamiento único liberal etc.) generan una resistencia creciente de los pueblos europeos. En España el consenso, por mucho tiempo fundamentado en sectores sociales que aspiraban ser integrados en la clase media y alternativamente gestionado por democratacristianos y socialistas, se ha disuelto tras el estallido de la crisis global y frente a la “cura” que la UE ha impuesto a España y que ha producido desindustrialización y desocupación. Así nacieron los movimientos de masas que reivindicaban democracia y soberanía populares, provocando una auténtica crisis de régimen. En esta situación los principales medios de comunicación se hacen garantes de la continuidad de las opciones políticas liberales, favoreciendo el surgimiento de una gran coalición liberal socialdemócrata como en el modelo alemán. El documento pasa luego a reconstruir la breve historia de Podemos: nacido en el 2013/14 por iniciativa de un grupo de militantes de diferente proveniencia (movimientos estudiantiles, izquierda anticapitalista, ex comunistas, movimientos de base, etc.) inspirados en el ejemplo del “giro a la izquierda” que vieron muchos países latinoamericanos al construir experiencias populistas de izquierda, el partido lanzó un programa político que reclamaba el inicio de un proceso constituyente basado en reformas radicales: reconquista de la soberanía popular con la posibilidad de realizar una política económica redistributiva y recuperar los derechos sociales; reforma en sentido proporcional del sistema electoral, reforma de la justicia para aumentar su autonomía del sistema político; lucha contra el TTIP, lucha por la igualdad de género y por el reconocimiento del carácter plurinacional del Estado español, etc. Programa que cosechó un amplio consenso entre los sectores populares y en las clases medias empobrecidas, permitiéndole conseguir importantes éxitos electorales. A continuación, Iglesias recuerda (y reivindica) el giro que dio el partido al escoger la alianza electoral con la izquierda radical de Izquierda Unida y la contraposición frontal al bloque de poder liberal -socialdemócrata. Recuerda que tal viraje se maduró tras un cerrado debate interno, en el que las bases rechazaron la opción (defendida por Errejón) de un acuerdo con el PSOE, eligiendo al contrario el camino de una alternativa radical al sistema de poder. Esta línea, que Iglesias se prepara a defender en la próxima asamblea general, se funda sobre la hipótesis de que la crisis política y económica no se está encaminando hacia la normalización, sino, al contrario, que está destinada a agravarse ulteriormente. La tarea de Podemos, entonces, no es la de proponer un plan alternativo de gobierno, sino la de construir un nuevo proyecto de país, manteniendo sólidamente unido un bloque social formado por sectores populares y clases medias. Para realizar este proyecto se hace necesaria una reforma de la organización del partido que, en la convulsa fase de crecimiento, se había concentrado en la construcción de una máquina electoral favoreciendo la concentración del poder decisorio en las manos de la cúpula. Ahora se trata de superar este modelo vertical reforzando tanto las estructuras de base que hunden sus raíces en los territorios, como promoviendo y acompañando el nacimiento de verdaderas instituciones de democracia popular, una red de contrapoderes que permita que las victorias sean percibidas como victorias de un bloque social más que como victorias de Podemos. En suma, si se quiere construir un modelo alternativo de País, el programa de este partido de nuevo tipo – que tiene que representar un proyecto compartido por identidades políticas, sociales y territoriales diversas- debe dar un salto cualitativo que el documento identifica con objetivos ambiciosos: instituir un control democrático (mediante la regulación pública y/o nacionalización) de los sectores productivos estratégicos y en particular de los sectores financieros, de la energía, de las comunicaciones; reindustrializar el país frente a su reducción a país prevalentemente turístico impuesto por la UE; comprometerse para conseguir la soberanía alimentaria; ofrecer apoyo a la pequeña y mediana empresa, al cooperativismo y a la economía social. El documento de Errejón dedica menos espacio al análisis de la fase histórica, en cuanto se concentra sobre todo en las relaciones de fuerzas entre los partidos, en las alianzas y en las perspectivas electorales, dando relativamente poco peso a los factores socioeconómicos. En particular, se tratan los siguientes temas: 1) análisis de los errores de Podemos que, según Errejón, habrían frenado el ascenso electoral; 2) máxima atención sobre la necesidad de transformar Podemos en fuerza de gobierno; 3) relanzamiento, con tal objetivo, de la hipótesis de alianza con el PSOE (y critica de la alianza con IU) ; 4) necesidad de reformar el partido, redimensionando el poder de la cúpula y “feminizándolo”; 5) desplazamiento del objetivo de construir un bloque social a aquel de “construir un pueblo” (ver, a tal propósito, el libro-dialogo entre Iñiigo Errejón y Chantal Mouffe, “Construir pueblo”), de lo que consigue la reformulación del conflicto social casi exclusivamente en los términos de la oposición arriba/abajo, pueblo/élite; 6) mucha atención para las expectativas de seguridad y orden de las clases medias. Miremos más en detalles este desarrollo. Para Errejón, Podemos encarna un ciclo de movilización que ha dicotomizado la sociedad española entre “gente común” y una casta privilegiada (se trata de la formulación “clásica” del fenómeno populista según las teorías de Ernesto Laclau). Por ende su vocación es la de construir una fuerza política de tipo nuevo (más allá de los dogmas de la izquierda tradicional) que persiga un cambio de poder en favor de las mayorías sociales (¡cambio de poder, no ruptura sistémica!). Para superar la estructura vertical actual (objetivo en el que concuerda también Iglesias, como hemos visto) Errejón propone una receta basada en los principios “clásicos” de la democracia parlamentaria burguesa y de sus partidos: división de poderes, distribución de los cargos en base a un criterio de “proporcionalidad” entre corrientes internas (cuya existencia se da por descontada como garantía de democracia). Para acabar, “feminización” del partido en observancia a lo que en Italia definiríamos principio de las cuotas rosa (punto sobre el que volveré más adelante, puesto que me parece relevante a la hora de evidenciar diferencias de perspectiva política entre los dos enfoques). Sobre el tema de las alianzas, Errejón es fuertemente crítico frente al acuerdo electoral con IU (al cual imputa el fallido crecimiento en la última vuelta electoral), mientras relanza la hipótesis de la alianza con el PSOE, en menosprecio de la trágica crisis de este partido y al hecho que las bases habían rechazado (ver documento Iglesias) tal idea. Por un lado, sostiene que si se hubiera planteado la relación con el PSOE en modo “laico” (implícita alusión a la hostilidad ideológica de las bases de izquierda hacia los socialistas) se habrían conseguido resultados más provechosos que los alcanzados con la línea de oposición frontal que se emprendió. Más allá de que esta tesis de por descontada la posibilidad de obligar al PSOE a adherir a una alianza de centroizquierda, es evidente que el resultado al que se hace alusión consiste en la posibilidad de que Podemos logre finalmente convertirse en fuerza de gobierno. Pero ¿a qué precio político? El documento, no en vano, omite las políticas llevadas por el PSOE en los años anteriores, es decir, sobre su plena conversión al credo neoliberal. Tal vez para no tener que admitir que un acuerdo con el PSOE implicaría un desplazamiento hacia el centro de Podemos con mucha más probabilidad que un desplazamiento a la izquierda de los socialistas. En este sentido, Errejón reitera su propia convicción de que, a la fuerza de las élites, no se puede contraponer la izquierda, sino “la mayoría heterogénea de quienes están abajo”. Sobre cuál sea la naturaleza de la mayoría heterogénea que tiene en su mente Errejón, nos ofrece un indicio su repetida referencia a la necesidad de facilitar la acogida de las exigencias de certidumbre, orden y seguridad de la gente: el “pueblo” en cuestión está conformado sobre todo por esas clases medias que confían poder recuperar las posiciones de privilegio perdidas a causa de la crisis, un pueblo que no hay que asustar contrayendo imprudentes alianzas con las clases subalternas. En síntesis, podríamos decir que estamos delante de un proyecto neo socialdemócrata, gracias al cual Podemos se encontraría comprometido a integrar, absorber y revitalizar a un partito socialista deslegitimado por haber entregado el País al saqueo del capital financiero global.
Como puede apreciarse la alternativa propuesta por los dos documentos es radical: por un lado tenemos la idea de que la crisis tiene como destino profundizarse en su gravedad y no requiere un simple cambio de política económica sino más bien un auténtico un vero e proprio cambio de civilización, por otro, la idea de que existe una posibilidad de “normalización” de la crisis mediante un cambio di gobierno y la adopción de medidas capaces de mitigar la dureza de la civilización neo liberal; por un lado tenemos la concepción de un proceso constituyente gestionado por nuevas instituciones de contrapoder popular y por un partido capacitado para guiar un bloque social integrado por las clases subordinadas y las clases medias empobrecidas, por otro lado la convicción de que es suficiente revitalizar las instituciones de la democracia representativa y refundar la socialdemocracia para devolver poder de decisión al pueblo. Se podría también decir que se encaran dos diferentes concepciones del concepto de hegemonía: la primera inspirada en la idea de bloque social de Gramsci, la segunda en la idea de pueblo de Laclau, dos concepciones que nos remiten a dos modelos diferentes de “socialismo del siglo XXI ” (no se olvide que tanto Iglesias como Errejón deben su propia formación política a la experiencia latinoamericana): por una parte el modelo de la revolución boliviana de Morales y Linera, por otra el modelo de la Revolución Ciudadana de Rafael Correa (la que, para entendernos, le gusta más a Grillo: si ganara Errejón, Podemos se asemejaría al Movimento 5 Stelle (M5S) bastante más de cuanto se le parece ahora).
Es también significativa la diferencia de actitud de los dos documentos en el tema de la paridad de género: ambos atribuyen una fundamental importancia a ese objetivo, sin embargo el documento de Errejón se refiere a él de forma casi obsesiva, evocando en modo reiterado el concepto de ”feminización” (del partido, de las instituciones, del programa, etc.). La duda que queda es que tanta insistencia sea explicable, más que como reconocimiento a la ideología feminista, como convergencia con la campaña global que el frente liberal está dirigiendo contra la amenaza populista, campaña en la que la ideología politically correct, los derechos civiles e individuales y la exaltación de todas las diferencias –ver referencia inicial– se movilizan activamente con el fin de impedir que la lucha para los derechos sociales vuelva a ocupar el centro del escenario.
En conclusión: es de auspiciar que la heterogeneidad de los dos bloques sociales y de las dos culturas políticas que hoy en día conviven en Podemos no provoquen una ruptura que sería desastrosa para el movimiento antineoliberal español, sin embargo, al menos desde el punto de vista de quien escribe, no es menos deseable que la unidad se mantenga bajo la hegemonía de la línea de Iglesias, a la que creo se pueda reprochar casi sólo la evidente incoherencia de cara al problema de Europa: la experiencia griega ha demostrado que el objetivo de reconquistar la soberanía popular en materia de democracia, bienestar y política económica no es compatible con la permanencia en la UE, incompatibilidad que, hasta el momento, ni siquiera Iglesias ha tenido el valor de reconocer.
Carlo Formenti es sociólogo, periodista, escritor y militante de la izquierda radica italiana. Colaborador de multitud de publicaciones, es autor de ensayos dedicados a temáticas políticas y sociales. Entre las más recientes: Incantati dalla Rete (2000); Mercanti di futuro (2002); Cybersoviet (2008); Felici e Sfruttati (2011); Utopie letali (2013). De particular interés es su último libro: La variante populista. Lotta di classe nel neoliberalismo. DeriveApprodi, 2016. (Roma) Traducción al castellano por Marco Rizzardini Texto completo en: http://www.lahaine.org/igramsci-o-laclau-los-dilemas
submitted by kilovatio to podemos [link] [comments]


2016.11.06 09:20 EDUARDOMOLINA Pablo Echenique: "Si ponemos el listón donde se ha puesto con Espinar, dimitiría todo el Congreso". "Ningún derecho social se ha ganado en los parlamentos, todos se han ganado en la calle". Esa lógica que dice que se va a pasar mal unos años hasta que el país remonte es mentira.

Óscar F. Civieta
http://www.eldiario.es/aragon/politica/ponemos-puesto-Espinar-dimitiria-Congreso_0_577092567.html
"Pablo Echenique (Rosario, Argentina, 1978) reconoce estar cansado. La vorágine política de los últimos tiempos, como era de esperar, no ha sido benévola con el secretario de Organización de Podemos y secretario general del partido en Aragón. Y sabe que, de momento, el asueto habrá de esperar.
Son muchos los frentes abiertos. Internos y externos. El más inmediato: el debate público de los documentos políticos de Podemos en la Comunidad. Junto a otros 20 firmantes, Echenique defiende la propuesta Lurte: una avalancha social y democrática para construir el Aragón del futuro. Pero no solo quiere hablar de eso. Está dispuesto a tocar todos los palos. Nacional
¿Qué le parece el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy?.- En las áreas centrales, Economía, Empleo o Hacienda, son los mismos. Eso demuestra algo que ya sabíamos: que Rajoy no hace ninguna crítica. Pero lo que dice a gritos es que la austeridad le parece bien y no considera, como sí hacen la mayor parte de economistas del mundo y organismos poco sospechosos de bolcheviques como el FMI, que la austeridad haya sido una política fracasada. Eso es un error tremendo.
Esa lógica según la cual se le dice a la ciudadanía que lo va a pasar mal unos años hasta que el país remonte es mentira. Es cavar cada vez más profundo y no salir del agujero. Si a eso se suma la política de empleo -que hace que la gente se acostumbre a la precariedad, que no recuerde que hubo una época en la que ser mileurista era cobrar poco- y las políticas económicas y fiscales de De Guindos y Montoro, lo que tenemos es más precariedad, más desigualdad, más deuda pública y más crisis. Eso sin entrar a valorar que las sombras de corrupción que pesan sobre Rajoy le invalidan como presidente. Eso es una obviedad.
¿Será una legislatura de cuatro años?.- engo dudas. Creo que lo más probable es que aguante porque el Ejecutivo tiene mucho poder. Y Rajoy tiene una palanca de chantaje con Ciudadanos y PSOE muy importante: la de convocar elecciones generales. Tanto Ciudadanos como PSOE, después de haber mentido a sus votantes en campaña, consideran que no les iría bien en unas terceras elecciones. Así que es probable que vayamos más hacia un gobierno tranquilo que hacia una legislatura corta.
Repiten desde el PSOE que si Rajoy es presidente es por culpa de Podemos. ¿Le molesta?.- Después de que Sánchez haya dicho que eso no es verdad, es ridículo seguir repitiéndolo. Me molesta que la gente mienta. Lo ha reconocido el protagonista de la historia en la entrevista con Évole.
También dejan claro que ellos son la verdadera oposición. ¿En qué lugar les deja eso?.- Basta con ver la realidad para darse cuenta de que solo hay una alternativa al PP y es el espacio del cambio que lidera Podemos. Es una evidencia, y no solamente porque votamos que no a Rajoy en la investidura, sino porque se ve que en cualquier tipo de debate el esquema dialéctico que se repite es la santa alianza contra nosotros.
Pensando en futuros comicios, parece complicado que Podemos y PSOE puedan llegar a acuerdos, al menos, en el medio plazo. ¿Qué debe hacer Podemos para ganar terreno, para crear un espacio propio mayor?
Tenemos que hacer esencialmente tres cosas: una, que ya hacemos, es demostrar solvencia en las instituciones. En Aragón, por ejemplo, con siete diputados menos que el PP hemos hecho comparecer 10 veces al presidente de Aragón, Javier Lamban, y hemos traído cuatro leyes propias. El PP, cero. Demostramos que eso de 'que vienen los jóvenes que son nuevos y se han conocido en un bar' es mentira, demostramos más solvencia y más capacidad de trabajo en las instituciones que los que estaban aquí antes. Se puede ser un buen representante público sin tener que estar en política 12 años y 30 en un cargo público.
El segundo aspecto es fortalecer la organización hacia dentro y hacia fuera. Hacer lo que no nos ha dado tiempo a hacer. Dar más protagonismo a los círculos, acompañar las luchas que se dan en la calle.
Y, por último, hemos de transmitir con mayor claridad y profundidad nuestro proyecto de país. Podemos tiene un gran programa electoral, frente al no modelo del PSOE y al modelo perfectamente neoliberal del PP. Pero no hemos conseguido transmitir, no hemos conseguido que se hable de propuestas políticas alternativas, más que en momentos puntuales.
¿La política se hace en la calle o en el Parlamento?.- Se hace en los dos sitios. El adversario pelea en todos los frentes. Los poderosos pelean en el frente económico, que es donde más poder tienen; en el mediático, en los parlamentos, a veces directamente con el soborno, a veces con premios de jubilación en consejos de administración y a veces como lobbies que te invitan a cenar o te dan todo tipo de regalías por escribir no sé qué cosas en las leyes.
También operan en la calle, todos hemos visto manifestaciones encabezadas por el PP. Cuando el adversario pelea en todos los frentes, sería poco inteligente no hacer lo mismo. Además, ningún derecho social se ha ganado en los parlamentos, todos se han ganado en la calle.
Esta parte de la movilización popular, debido a los tiempos electorales, no nos ha dado tiempo a hacerla con tanta intensidad. Por eso cuando decimos que hay que intensificar esa pata es porque no nos ha dado tiempo en estos dos años de locura, no porque hayamos cambiado de opinión. Aragón
Se está debatiendo el nuevo documento político de Podemos en Aragón, ¿cuáles cree que serán los aspectos más destacables del mismo?.- El documento que apoyo yo, que tiene bastantes puntos en común con otros, se llama Lurte, que en aragonés significa avalancha. En los últimos meses hemos visto una aceleración en el acercamiento del Gobierno de Aragón al PP. Hemos visto a Lambán rindiendo pleitesía a César Alierta y creando una hoja de ruta estratégica para la economía aragonesa con la CEOE; diciendo, en un desayuno con periodistas, que en una democracia madura no sería descabellado un acuerdo entre PP y PSOE. Le hemos visto, en el último capítulo de la primera temporada de todo esto, defendiendo en Ferraz que sea presidente Rajoy. El acercamiento del PSOE al PP es exagerado. Y eso supone un alejamiento de Podemos igual de exagerado y entendemos que eso tiene que tener traducción política.
En este documento lo que decimos es que no vamos a entrar en el Gobierno y aclaramos que nunca los diputados de Podemos en Aragón votarán a favor, ni se abstendrán, con un candidato a la Presidencia del PP. Una de las cosas que hace el PSOE para intoxicar es decir que si no apoyamos un gobierno socialista, es que abogamos por uno del PP. También decimos que no vamos a blanquear la gestión del PSOE. No vamos a hacernos fotos de supuestos acuerdos progresistas o aragonesistas con fuerzas que han votado en Madrid por un Gobierno que es todo lo contrario.
El segundo punto del documento se refiere a la soberanía económica. Decimos que hay que ir hacia un modelo en el que reclamemos la deuda histórica de Aragón y en el que recuperemos margen fiscal y financiero.
Para terminar, hablamos de la construcción de un bloque de cambio en Aragón, en el que Podemos ha de ser pieza fundamental por motivos electorales, culturales y de liderazgo evidentes. Pero no estamos solos en este viaje, hay fuerzas como Equo, IU, movimientos sociales, confluencias Zaragoza en Común o Alto Aragón en Común, que nos acompañan.
¿Seguirá Podemos un camino similar al ya anunciado por IU en Aragón?.- Lo que aparece en nuestro documento, si se aprueba, es de facto suspender el único acuerdo que había vigente con el PSOE. Que no era un acuerdo de gobernabilidad, ni era un acuerdo de investidura, porque ese acuerdo de investidura caducó el día que dejaron de cumplir el decálogo. Pero sí había un acuerdo que era esta mesa de partidos a la que podíamos llevar leyes antes de trasladarlas al Parlamento.
Ese espacio tenía un sentido porque se planteaba el carácter progresista del mismo. Pero después de lo que la hecho el PSOE y de su acercamiento al PP, supondría un alto nivel de teatro y de blanqueo de un PSOE que no parece que en estos momentos sea progresista. Y hablo, en concreto, del PSOE de Aragón.
No están en el Gobierno, tampoco tienen acuerdo de investidura. Por tanto, a efectos prácticos, ¿cómo se materializa ese ‘castigo’ al PSOE más allá de la ruptura de esa mesa progresista?
No tenemos ninguna atadura con ellos, ni tampoco voluntad de castigar a nadie. Tenemos voluntad de no hacer teatro y decir la verdad Eso se visualiza con los presupuestos. No sé qué presupuestos va a traer el Gobierno de Aragón, pero sí sé que casi todas las partidas que metió Podemos en los anteriores son las que no se han ejecutado. Sé que ese presupuesto va a estar maniatado por una ley de estabilidad presupuestaria, que es la traducción legislativa del artículo 135 de la Constitución, y que ha sido implementada con saña por Montoro. Y también sé que, en parte, la culpa de que Montoro sea de nuevo ministro de Hacienda es del PSOE, y con protagonismo del presidente de Aragón.
Tendremos que tener un debate en el consejo ciudadano autonómico, pero diría que las perspectivas no son halagüeñas. En estos momentos el PSOE está más cerca del PP que de nosotros y debería buscar sus aliados ahí para sacar adelante los presupuestos. Lambán está más cerca de votar los presupuestos con el PP que con Podemos. Podemos
¿Qué opina de la polémica con Ramón Espinar?.- En primer lugar, Ramón ha hecho una cosa que no hace nadie en política, salvo que sea Podemos. A los cinco minutos de saltar la ‘noticia’ (permíteme poner comillas en la palabra 'noticia') convoca una rueda de prensa y aunque la acusación no tenga ni pies ni cabeza, da todas las explicaciones del mundo.
Es evidente que hay una intencionalidad de la Cadena SER detrás de la publicación de esto. Primero por el momento en el que se da; pero también porque, si bien entendería que pudiera tratarse de una pieza en la página siete de un periódico de ámbito autonómico, creo que es un tratamiento informativo desproporcionado que se hagan portadas y se dediquen horas y horas a entrevistar a los vecinos de Ramón, a la frutera de la tienda donde compraba los pimientos, a su primo lejano de Zimbabue… Como decía @gerardotc, cuando el tamaño de la cobertura que se le da a un hecho es mil veces el tamaño del hecho, es legítimo preguntar por el papel de los medios en este caso.
Y aunque haya quien interprete esto como una crítica a los periodistas, no lo es. Criticamos a los jefes de los periodistas, que no suelen ser periodistas, sino empresarios. Tenemos contacto con los periodistas de a pie de todos los medios, incluso de los que nos dan duro, y por mi experiencia los periodistas son grandísimos profesionales, a los que les encantaría que les dejaran publicar según qué cosas y no tener que publicar ciertos temas, y a veces les obligan. La falta de rigor de algunos medios no tiene que ver con el código deontológico; el rigor y la honestidad de los periodistas de a pie tiene que ver con los jefes.
Uno de los argumentos esgrimidos en los medios es que Podemos ha puesto el listón muy alto en la crítica a las actitudes ‘poco éticas’, o directamente corruptas, y que ahora deben dar ejemplo. ¿Qué opinión le merece?
El listón lo pone la Cadena SER. Nunca hemos dicho que esté mal que un chaval de veintipocos años se compre un piso protegido y cuando no pueda pagarlo lo venda; y como vale más gane dinero. En nuestro código ético no pone eso. Es un listón que pone la SER. Invitaría a la gente a que se lea nuestro código ético, para que vea que el listón está definido muy bien y muy clarito. Ojalá en todos los partidos fuera así.
Nosotros hemos subido el listón en general, pero no hasta unos límites tan absurdos como para analizar cualquier detalle de la vida pasada de una persona y juzgarlo con un listón que otra persona se ha inventado sin datos en la mano y generando un debate que da vergüenza ajena. Un debate en el que se dicen mentiras. Creo que nosotros hemos subido el listón, pero no lo hemos subido a ese nivel tan ridículo. Si lo hubiéramos hecho, tendría que dimitir todo el Congreso de los Diputados.
¿Cómo está Podemos internamente? ¿Es muy amplia la distancia entre ‘pablistas’ y ‘errejonistas’?.- Hay diferencias políticas en Podemos, pero no están estructuradas así. Hay diferencias sobre cómo estar en las instituciones, cómo comunicar, sobre cuál tiene que ser la relación con el PSOE. Todo tipo de debates que, por suerte, tenemos. Cuando uno ve el debate que tuvo lugar el día del golpe en Ferraz, era un debate sobre quién manda. Nosotros debatimos de transversalidad, de cómo atraer a la gente, de recuperar el millón de personas que nos han dejado de votar.
Existen esos debates, pero el etiquetado de esas corrientes con dos personas es una simplificación que no es real. Conozco a varias de las personas que se presentan en la lista de Espinar y en la lista de Rita Maestre y a la mayor parte no me atrevería a ponerles una etiqueta. Es incluso de mal gusto. No creo que sea justo llamar a Espinar ‘pablista’, será ‘espinarista’, y Maestre, ‘maestrista’.
¿Cree que Iglesias hizo bien felicitando al representante de Bildu en el Pleno de Investidura?.- La estructura de aplausos en los parlamentos es de geometría variable. En Aragón, a veces, aplaudimos algunas cosas que dice el PAR, y eso no quiere decir que estemos de acuerdo con el PAR. Nada más lejos de la realidad. Los aplausos tienen que ver con lo dicho en un momento dado y no con suscribirse al programa político de quien lo dice.
Lo que sí creo que es reprobable es que desde la bancada naranja se nos llame terroristas, que es una acusación muy fuerte y de muy mal gusto. Creo que eso tiene más que ver con que Ciudadanos sentía una vergüenza lógica por apoyar a Rajoy, y tenía que generar otro tipo de noticia para que se hablase lo menos posible de que habían votado lo contrario de lo que Rivera había prometido mil veces en campaña."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


2015.09.18 11:56 inforepar1 Reparacion de ordenadores

Las bases de datos son una característica omnipresente de la vida en la era moderna, y sin embargo, la definición más que todo lo abarca del término "base de datos" - un sistema que permite el almacenamiento y recuperación de información eficiente - parecería desmentir que la modernidad. El diseño de estos sistemas ha sido un pilar de la actividad humanística durante siglos; las semillas de la base de datos computarizada moderna es totalmente evidente en las muchas taxonomías basadas en texto y sistemas de indexación que se han desarrollado desde la Edad Media. Siempre que los humanistas han acumulado suficiente información para hacer la recuperación (o comprensión global) engorroso, tecnólogos de cualquier época han tratado de exponer ideas sobre cómo representar esa información de una forma más manejable.
La base de datos informatizada, mientras que un nuevo desarrollo en este amplio esquema histórico, sin embargo, apareció más o menos al mismo tiempo que el uso temprano de las computadoras en ambientes académicos y comerciales. En tales contextos, el problema esencial de la organización y recuperación eficiente (generalmente entendida como cayendo bajo la rúbrica de estructuras de datos y algoritmos, respectivamente) se complica por la necesidad de sistemas que facilitan la interacción con múltiples usuarios finales, proporcionar representaciones independientes de la plataforma de datos, y permitir una inserción dinámica y supresión de la información. El uso de la tecnología de bases de datos entre los humanistas se ha fortalecido mediante la realización - común, tal vez, a muchas otras convergencias similares - que una serie de problemas fascinantes y oportunidades intelectuales se esconden debajo de estas cuestiones aparentemente prácticos. La inclusión de ciertos datos (y la exclusión concomitante de otros), el mapeo de las relaciones entre las entidades, la naturaleza a menudo en colaboración de la creación de base de datos, y la eventual visualización de patrones de información, todos implican una hermenéutica y un conjunto de posibles metodologías que son ellos mismos objetos dignos de estudio y reflexión.
En este capítulo se ofrece una introducción a estos temas, trabajando a través del diseño e implementación de una base de datos relacional sencillo (nuestro ejemplo almacena la información básica acerca de los libros impresos). La intención, por supuesto, es para eliminar algunas de las complejidades e idiosincrasias de datos del mundo real con el fin de que los detalles técnicos y conceptuales de diseño de bases de datos podrían surgir más fácilmente. Los datos a los que están acostumbrados los eruditos humanistas - obras literarias, eventos históricos, recensiones textuales, fenómenos lingüísticos - son, por supuesto, raramente simple. Haríamos bien, sin embargo, tener en cuenta que lo que podría ser visto como una inadecuación fundamental ha demostrado a menudo para ser la atracción principal de los sistemas de bases de datos relacionales para el erudito humanista. En lugar de la explotación de una congruencia natural entre ontologías relacionales y datos humanísticos, los eruditos a menudo han buscado una visión de las muchas formas en que la estructura relacional hace cumplir un cierto alejamiento de lo natural. Los términos que usamos para describir los libros en una librería (autores, obras, editores) y las relaciones entre ellos (publicados por, creado por, publicado en) poseen una aparente estabilidad para los que el modelo relacional es ideal. El más emocionante trabajo en la base de datos informática para las humanidades necesariamente lanza al menos territorio determinado. Cuando el profesional de negocios podría tratar de capturar la venta de boletos de avión o datos de los empleados, el erudito humanista busca captar acontecimientos históricos, reuniones entre los personajes, ejemplos de formaciones dialécticas, o ediciones de novelas; donde el contador podría expresar las relaciones en términos como "tiene un seguro" o "es el supervisor de", el humanista interpone las incertidumbres sugerentes de "fue influenciado por", "es simultáneo con", "se parece", "se deriva de".
Este tipo de relaciones como éstas tienen la posibilidad no sólo de una mayor capacidad para almacenar y recuperar información, sino de una mayor autoconciencia crítica y metodológica. Si la base de datos permite a uno en casa en un hecho o relación de forma rápida, permite asimismo la conexión casual para venir. Bases de datos relacionales en el estudio humanístico son, en este sentido, los mecanismos de pre-interpretativos no tanto como formaciones para-interpretativo. Al igual que con tantas actividades similares en las humanidades digitales, el acto de la creación es a menudo tan vital para el significado de la experiencia del esfuerzo académico como el uso del producto final.
Sistemas de gestión de bases de datos relacionales (RDBMS) representan la forma más popular de la creación de ontologías de búsqueda, tanto entre los humanistas de computación y entre los profesionales de otras áreas de la investigación y la industria, por lo que este capítulo se refiere principalmente con el diseño e implementación de sistemas de bases de datos utilizando lo relacional modelo. Aún así, el moderno paisaje base de datos sigue evolucionando. Por lo tanto, una cierta consideración de las bases de datos donde todavía pueden estar pasando (y donde humanistas pueden estar pasando con la tecnología de base de datos) es apropiado también.
El Modelo Relacional
EF Codd propuso por primera vez el modelo relacional en un artículo de 1970 en Communications of the ACM titulado "Un modelo relacional de datos para grandes bancos de datos compartidos." La propuesta de Codd se esforzó por superar las limitaciones de los sistemas anteriores, que habían sufrido dificultades relacionadas tanto a la ineficiencia (que es decir lento) acceso y mecanismos de almacenamiento difíciles de manejar - ineficiencias que a menudo resultaron de despidos en la representación de datos subyacente. Modelo de Codd hizo grandes avances en ambas áreas, y sin embargo, su logro es quizás más aguda evidente en la presentación matemática de sus ideas. Un investigador, que se refiere al papel de 1970 como "probablemente el más famoso de papel en toda la historia de la gestión de base de datos", señala:
Fue muy gran penetración de Codd que una base de datos podría ser considerado como un conjunto de relaciones, que una relación, a su vez podría ser considerado como un conjunto de proposiciones ..., y de ahí que todos los aparatos de la lógica formal podrían aplicarse directamente a el problema del acceso de base de datos y problemas relacionados.
(Fecha 2001) Esta idea fundamental ha generado una amplia literatura dedicada a la teoría de la base de datos, y si bien se han realizado varias adiciones importantes al modelo relacional, las bases de datos relacionales de hoy seguirá funcionando sobre la base de las ideas de Codd.
Diseño de base de datos
El propósito de una base de datos es almacenar información sobre un dominio particular (a veces llamado el universo del discurso) y para permitir una para hacer preguntas sobre el estado de ese dominio. Supongamos, por ejemplo, que estamos creando una base de datos que contendrá información sobre las ediciones actuales de las novelas americanas. Nuestro objetivo será la creación de un sistema que puede almacenar información sobre autores, obras y editores, y nos permitirá hacer preguntas como "¿Qué hicieron publicaciones Biblioteca productos Moderno en 1992?" y "¿Qué funciona por Herman Melville Actualmente en la impresión?" La base de datos más simple de todos simplemente enumerar los datos en forma de tabla (ver tabla 15.1).
Esta base de datos podría ser ampliado para incluir una vasta colección de autores y obras. Con la incorporación de un mecanismo con el que almacenar y consultar los datos, podemos imaginar fácilmente un sistema capaz de responder a las preguntas que nos gustaría plantear. Sin embargo, las ineficiencias, que los esfuerzos modelo relacionales para superarse, son evidentes incluso en este sencillo ejemplo. Una búsqueda de "Mark Twain", será necesario que el sistema continúe iteración a través de las filas después de que ha encontrado su primer éxito con el fin de asegurarse de que se han encontrado los partidos relevantes. Esto se debe a que nuestro modelo de datos permite - y, de hecho, exige - que el nombre del autor se introducirá en cada fila en la que se introduce un nuevo trabajo. Redundancias similares ocurren con fechas de publicación, los nombres de editores y direcciones editor. Por otra parte, un cambio de nombre de un autor (por ejemplo, la decisión de entrar en "Samuel Clemens" en lugar del nombre de la pluma del autor), será necesario que actualizamos todos los campos en los que aparece el nombre original. Incluso si ideamos algún mecanismo para asegurar una cierta vigilancia por parte de la máquina, todavía nos quedamos con una versión del mismo problema: tener que ir a "lugares en lugar de sólo uno En nuestro ejemplo, la redundancia parece problemático -. cualquier máquina puede hacer el trabajo rápido de una base de datos con seis puntos ". En un sistema que contiene miles o tal vez millones de artículos, el tiempo y el espacio extra que se requiere para llevar a cabo los algoritmos de búsqueda pueden convertirse en una responsabilidad grave.
Tabla 15.1
Última Primera YOB YOD Título bar Año Editorial Pub Dirección Mark Twain 1835 1910 Huckleberry 1986 Pingüino EE.UU. Nueva York Mark Twain 1835 1910 Tom Sawyer 1987 Vikingo Nueva York Cather Willa 1873 1947 Mi Antonia 1995 Library of America de Nueva York Hemingway Ernest 1899 1961 The Sun Also Rises 1995 Scribner Nueva York Wolfe Thomas 1900 1938 Look Homeward, Angel 1.995 Scribner Nueva York Faulkner William 1897 1962 El sonido y la Furry 1990 Random House de Nueva York Modelado relacional intenta factorizar estos despidos fuera del sistema. Podemos empezar modificando nuestro diseño original mediante el aislamiento de las entidades individuales en el dominio en un nivel más abstracto; es decir, mediante la localización de los tipos de información que varían independientemente uno de otro. El esbozo preliminar se muestra en la figura 15.1 puede surgir como una representación posible del dominio.
Cada una de las cajas en la figura 15.1 ilustra una entidad en particular con un conjunto de atributos asociados. Hemos conservado toda la información desde el diseño original, pero hemos secuestrado las diversas entidades entre sí de acuerdo a ciertas agrupaciones lógicas: autores (que tienen apellidos, nombres y fechas de nacimiento y muerte), las obras (que tienen títulos y año de publicación), y editores (que tienen nombres y ciudades donde tienen su sede). A menudo, los nombres que utilizamos para describir el dominio y la repetición de la palabra "que" ayuda a establecer estas entidades y sus atributos. Con este esquema básico también podemos agregar un conjunto de frases verbales que describen la naturaleza de las relaciones entre las entidades. Por ejemplo, los autores crean obras, y las obras son, a su vez, publicados por las editoriales. La incorporación de esta información puede dar lugar a lo que se llama una relación de entidad (ER) diagrama (ver figura 15.2).
Este diagrama captura las relaciones básicas que hemos aislado, pero queda por decir cuántas instancias de una sola entidad puede estar asociada con otras entidades en el modelo. Por ejemplo, un autor puede contratar con varias editoriales, y un editor puede ofrecer muchas obras diferentes por múltiples autores. Hay varias maneras de capturar estas características diagrammatically1. Simplemente vamos a utilizar el número "1" para indicar una sola instancia y una "M" para indicar varias instancias (ver figura 15.3). Podemos entonces leer la línea de relación que conecta autores y obras en el sentido de "Un autor tiene muchas obras."
Figura 15.1
Hasta ahora, hemos estado siguiendo el diseño lógico de la base de datos - un diseño totalmente independiente tanto de la representación de la máquina eventual de los datos y de la vista del usuario final de la información contenida en él. Haríamos bien en este momento para imaginar cómo esta estructura lógica podría estar llena con los casos particulares del primer modelo. Para ello, tenemos que hacer un cambio mental sutil en la forma en que vemos el diagrama entidad-relación. Podríamos estar tentados a ver las distintas cajas como áreas de almacenamiento que pueden contener los casos de los apellidos de los autores, trabajar títulos, y así sucesivamente. Sin embargo, hemos sido realmente el modelado de la forma genérica de que los casos particulares de los datos se llevará. La base de datos está poblada adecuadamente concebido como un conjunto de tablas con filas y columnas, en la que cada fila corresponde a las entidades y cada columna con los atributos del diagrama ER. Estas filas se refieren generalmente como los registros y la intersección de filas y columnas como campos. Tabla 15.2, por ejemplo, es una maqueta de una base de datos poblado construido de acuerdo a los términos del diagrama ER.
Esta visión más concreta de nuestra base de datos capta las entidades, pero no hace mención de las relaciones. Con el fin de representar las relaciones entre los registros, necesitamos introducir alguna variable que puede contener estas conexiones.
Nuestra capacidad de hacer esto se mejorará significativamente si podemos idear alguna forma de referirse a cada caso individual de una entidad en particular como un dato único. Después de todo, la base de datos final no simplemente conectar autores a las obras de alguna manera genérica, pero reflejará el hecho de que, por ejemplo, el autor Mark Twain creó tanto Huckleberry Finn y Tom Sawyer. El método habitual para el establecimiento de esta singularidad es crear una clave principal para cada registro - un valor único asociado a cada registro individual en una tabla2. Este valor es simplemente un nuevo atributo que se puede añadir a nuestro diagrama ER, y por extensión, una nueva columna en la base de datos final para cada tipo de registro. La entidad autor, por ejemplo, puede ser modificado como se muestra en la figura 15.4.
Figura 15.2
Figura 15.3
Tabla 15.2
AUTORES Apellido Nombre Año de nacimiento Año de la Muerte Mark Twain 1835 1910 Cather Willa 1873 1947 Hemingway Ernest 1899 1961 Wolfe Thomas 1900 1935 Faulkner William 1897 1962 TRABAJOS Título PubYear Las aventuras de Huckleberry Finn 1986 Tom Sawyer 1987 Mi Antonia 1,995 The Sun Also Rises 1995 Mira Hacia el Hogar, Angel 1995 El sonido y la furia 1990 EDITORES Nombre de la ciudad Pingüino EE.UU. Nueva York Library of America de Nueva York Schribner Nueva York Vikingo Nueva York Random House de Nueva York
Figura 15.4
La tabla de base de datos resultante sería entonces incluir una nueva columna para mantener este valor (véase el cuadro 15.3). Con las otras entidades modificadas del mismo modo, ahora tenemos una forma de referirse a cada registro individual en una mesa sin ambigüedad.
El siguiente paso es realmente en el corazón del modelo relacional. Con el fin de capturar el uno-a-muchos (1: M) relación entre autores y obras, se introduce un segundo atributo clave para las entidades en el lado "varios" de la relación - que puede contener una referencia (o puntero) de nuevo a la entidad en el lado "uno" de la relación. Esta referencia es, como la clave principal, simplemente otro atributo llamado una clave externa. Tabla 15.4, por ejemplo, muestra cómo la mesa "Obras" vería con campos adicionales para claves primarias y externas.
El campo de clave externa contiene la clave principal del registro con el que está asociado. Así, los registros para Las aventuras de Huckleberry Finn y Tom Sawyer (que se han asignado las claves principales 1 y 2, respectivamente) ahora contienen referencias de clave externa en el registro de los "autores" de mesa que lleva primaria tecla 1 (el récord de "Mark Twain "). De esta manera, la base de datos es capaz de retener una referencia para el autor "Mark Twain". La redundancia que obstaculiza el diseño original ha sido eliminado.
Desafortunadamente, la base de datos contiene todavía otros casos de redundancia. Por ejemplo, todos los editores en nuestra base de datos se encuentra en Nueva York, lo que significa que esta información se repite para todos los seis registros editor. Teóricamente, esta situación podría haberse evitado si nosotros mismos habíamos mantenido a una interpretación muy estricta de los "tipos de información que varían independientemente unos de otros", en nuestro diagrama inicial ER. En la práctica, tales redundancias son a menudo difíciles de discernir en el análisis inicial del dominio. Incluso puede ser que algunos despidos sólo aparecen después de una cantidad considerable de datos ya se ha entrado en un sistema prototipo.
Tabla 15.3
AUTORES Autor Identificación Apellido Nombre Año de nacimiento Año de la Muerte 1 Mark Twain 1835 1910 2 Cather Willa 1,873 1,947 3 Hemingway Ernest 1,899 1,961 4 Wolfe Thomas 1900 1938 5 Faulkner William 1,897 1,962
Tabla 15.4
TRABAJOS Identificación Trabajo Título PubYear Autor ID 1 Las aventuras de Huckleberry Finn 1.986 1 2 Tom Sawyer 1987 1 3 Mi Antonia 1995 2 4 The Sun Also Rises 1995 3 5 Look Homeward, Angel 1995 4 6 El sonido y la furia 1990 5 En cualquier caso, la eliminación de la redundancia en los "editores" de mesa es simplemente una cuestión de romper la "City" atributo apagado en su propia mesa, la asignación de un valor de clave principal para cada instancia de registro, y proporcionando un nuevo campo de clave externa en el " mesa de editores "que puede contener una referencia a la ciudad correcta. En otras palabras, tenemos que tomar uno de nuestros atributos y elevarlo a la condición de entidad (véase el cuadro 15.5).
Dado que los valores de clave principal en una tabla puede hacer referencia de varias tablas como claves externas, esta reestructuración puede tener un efecto secundario útil si alguna vez decide añadir "Lugar de nacimiento" de la tabla Authors.
Tabla 15.5
EDITORES Bar ID Nombre City ID 1 Pingüino EE.UU. 1 2 Biblioteca de América 1 3 Scribner 1 4 de Viking 1 5 Random House 1 CIUDADES CityId City 1 Nueva York Hay otro tipo de relación en este ámbito que no está representado; a saber, la de muchos a muchos (M: H) relación. Esta situación podría surgir fácilmente si varias editoriales lanzan ediciones de la misma obra. Nos describe de forma natural esta relación como ser, al igual que todas las relaciones en el diseño actual, de uno a muchos, pero en este caso, ya hay una relación uno-a-muchos en la otra dirección (de "editores" para " Trabajos"). Uno podría estar tentado simplemente para introducir un señalador clave externa a "Obras" de "editores" para complementar la que apunta la clave externa de "Editores" a "Obras". Sin embargo, la solución más conveniente es abstraer la relación en una nueva entidad llama (o tabla de unión) asociación. Una asociación es simplemente una nueva tabla que contiene las dos claves externas relacionadas (ver tabla 15.6). Esta asociación refleja el hecho de que EE.UU. Pingüino (ID bar 1) publica Las aventuras de Huckleberry Finn (ID de trabajo 1) y una edición de Tom Sawyer (ID Trabajo 2).
Cada registro en una asociación se le puede asignar una clave principal, pero en este caso (y en el caso de la mayoría de asociaciones) se entiende la combinación de las dos claves primarias para representar una combinación única. Por lo tanto, La mayoría de los RDBMS permiten declarar el par de valores para ser la clave principal para ese registro (la creación de estas claves compuestas se discutirá en la próxima sección).
Ahora hemos analizado nuestro dominio con el modelado entidad-relación y hemos comenzado a factorizar los mayores despidos en el modelo. Los lectores interesados ​​en la explicación formal de estas metodologías encontrarán recursos abundantes en la literatura académica del campo, y si bien no es necesario para entrar en estas cuestiones aquí, al menos un aspecto de la discusión más técnica merece mencionar incluso en un contexto de introducción.
Teóricos de base de datos (y diseñadores graves) a menudo hablan de bases de datos como estar en una de las cinco formas normales. Las formas normales pueden ser expresados ​​en términos teóricos establecidos, pero también pueden indicarse más simplemente como criterios de diseño por el cual juzgar la solidez del diseño de uno. Por ejemplo, un libro prácticamente mentalidad parafrasea la primera forma normal al afirmar que "en cada intersección de fila y columna, debe haber uno y sólo un valor, y ese valor debe ser atómica: no puede haber grupos que se repiten en una tabla que satisface la primera forma normal "(Bowman et al. 1999).
En el momento en una base de datos está en forma normal quinto, toda la redundancia se ha eliminado; como Bowman dice, "Las tablas normalizadas en este sentido consisten en poco más que las claves principales" (Bowman et al. 1999). Esto tiene la ventaja de hacer más fácil para el RDBMS para garantizar la integridad general de los datos, pero uno puede encontrar que las consultas sobre esos datos se convierten en algo confuso para componer. Al igual que con la mayoría de los asuntos relacionados con la programación de computadoras, hay que equilibrar los objetivos de corrección contra las exigencias prácticas del sistema y sus usuarios.
Tabla 15.6
TABLA EDITOR-WORKS Identificación bar Work ID 1 1 1 2 2 2 3 3 4 4 Esquema de Diseño
Hasta ahora, nuestras meditaciones sobre el diseño de bases de datos se han limitado a lo que normalmente podría realizar en la pizarra. La aplicación efectiva del diseño es mucho más parecido a la programación. Afortunadamente, hay poco en la etapa de implementación que requiere nuevos conceptos; en su mayor parte, simplemente tenemos que traducir nuestro diseño en una representación inteligible para la máquina. Esta representación se refiere generalmente como un esquema de base de datos y se crea utilizando Structured Query Language (SQL) 3.
Hay una serie de excelentes RDBMS-SQL compatible disponible para el erudito humanista. La mayoría de las humanidades computación proyectos que utilizan bases de datos emplean sistemas libres (open source), de los cuales los más populares son MySQL, mSQL, y Post-greSQL. También hay un número de sistemas comerciales en uso (Oracle, Microsoft Access, IBM DB2). Los sistemas difieren algo en sus conjuntos de características y en la cantidad de documentación disponible, pero todos proporcionan implementaciones eficientes, ricos en funciones del modelo relacional con las funciones de seguridad y gestión avanzada. Para nuestra base de datos, vamos a utilizar PostgreSQL - gratis los RDBMS, bien apoyado para sistemas Unix que se pueden descargar sobre el Internet.4
El esquema de base no es más que una representación legible por la máquina del diagrama ER. Podemos empezar por trazar las diversas entidades y sus atributos, pero ya que estamos dando instrucciones a la máquina, tenemos que ser más específica sobre la naturaleza precisa de los datos que deben registrarse:
Como la mayoría de los lenguajes de programación, SQL incluye la noción de un tipo de datos. Declaraciones de tipos de datos ayudan a la máquina para utilizar el espacio de manera más eficiente y también proporcionar una capa de verificación para cuando se introduce los datos reales (de modo que, por ejemplo, un usuario no puede entrar en datos de caracteres en un campo de fecha). En este ejemplo, hemos especificado que el last_name, first_name, título, los campos de la ciudad, y nombrar contendrán datos de caracteres de longitud variable (no más de 80 caracteres), y que el year_of_birth, year_of_cleath, y campos pub_year contendrá datos enteros. Otros tipos de datos posibles incluyen FECHA (por día, mes y año de datos), texto (por grandes bloques de texto de longitud indeterminada), y BOOLEANA (para los verdaderos valores / falso). La mayoría de ellos se puede especificar aún más para dar cuenta de la variación formatos de fecha, bases numéricas, y así sucesivamente. PostgreSQL, en particular, es compatible con una amplia gama de tipos de datos, incluyendo los tipos de formas geométricas, direcciones de Internet y cadenas binarias.
Las bases de datos a menudo difieren en la forma en que representan (y asegurar la integridad de las claves principales). En PostgreSQL, el método habitual es crear un mecanismo independiente para generar y hacer el seguimiento de los valores numéricos únicos, y para tener las tablas que contienen las entidades recuperar un valor de ese mecanismo cada vez que se crea un nuevo registro. Así, por ejemplo, para crear una clave principal para la tabla de autores, primero creamos lo que se llama una tabla de secuencias que contendrá el conjunto de valores únicos para esa tabla:
A continuación, puede agregar un nuevo campo a la mesa de autor, que tendrá como valor predeterminado el valor siguiente llamada de la secuencia adecuada:
Por tanto, esta nueva línea asciende a la siguiente declaración sobre el campo author_icl: la author_icl tendrá como valor predeterminado un número entero que corresponde al siguiente valor proporcionado por la secuencia de llamada author_seq.5
También queremos declarar este valor específicamente como la clave principal de la tabla. Esto se logra con la siguiente adición:
Una clave foránea es simplemente otro campo de datos, que, como el campo de clave principal, ha sido designado específicamente como una clave. Con el fin de captar la relación de uno a varios entre obras y autores, por ejemplo, podríamos modificar la tabla de trabajos de la siguiente manera:
La PRIMARY KEY () especificador también hace que sea fácil de declarar el editor y el trabajo identificadores en nuestra asociación editor / trabajo como una clave compuesta:
La designación de claves primarias y externas es uno de los aspectos más importantes del diseño de esquema, porque ayuda al sistema para lograr lo que se llama la integridad referencial. La integridad referencial se ve comprometida cuando borramos un registro que contiene una referencia a otro registro. Así, por ejemplo, si tuviéramos que eliminar un autor de la tabla authors, podríamos dejar una referencia a ese autor en la tabla de obras sin un referente. Un buen RDBMS utilizará las referencias claves primarias y externas, ya sea para evitar que esto ocurra o para avisar al administrador de la base de que la operación dará lugar a una referencia que cuelga (a veces llamado un puntero nulo).
El método para la creación de una base de datos vacía y conseguir este esquema en el RDBMS varía de un sistema a otro. La mayoría de los RDBMS ofrecen herramientas de línea de comandos para la creación de bases de datos y para la ejecución de comandos a través de un intérprete de comandos interactivo. La documentación para el RDBMS particular discutir estos asuntos en detail6.
Importación de datos
Importación de datos en este esquema requiere el uso de otro conjunto de comandos SQL. La más útil de éstos es la palabra clave INSERT, que agrega un registro a una de las tablas especificadas en el esquema:
La estructura de este comando es tal que los campos de destino se declaran en el primer conjunto de paréntesis y los valores reales en el segundo (la estructura del comando DELETE, para la eliminación de datos de una base de datos, utiliza la misma sintaxis). En la mayoría de los sistemas, las cadenas de caracteres deben ir entre comillas. Observe también que la sentencia INSERT no incluye una clave primaria porque nuestro esquema de base de datos ya ha dado instrucciones al sistema para utilizar el siguiente valor en la tabla de secuencias como predeterminado. Un registro de trabajo se puede añadir en la misma forma:
En este caso, sin embargo, tenemos que añadir un valor de clave externa que contiene una clave principal de la tabla autores. Hay tres maneras de lograr esto. La primera es simplemente para buscar el registro apropiado en la tabla de autores antes de ejecutar la sentencia INSERT para el trabajo, tenga en cuenta su clave primaria, y agregue esto a la declaración. La segunda manera es llevar a cabo una instrucción UPDATE después de haber creado el registro, lo que añade la clave principal para el autor a la author_icl campo de clave externa del registro de trabajo. La tercera y quizás la forma, más eficiente, es incorporar la declaración de que busca la clave primaria correspondiente en la instrucción INSERT para añadir un registro de trabajo. Los tres de estos métodos requieren que tenemos una comprensión de cómo consultar la base de datos para obtener información, por lo que vamos a aplazar esta discusión por un momento mientras exploramos los comandos de consulta de SQL.
Las consultas de bases de datos
El administrador de la base de datos se puede consultar la base de datos utilizando el comando SELECT. Para recuperar todos los apellidos actualmente en la tabla de autores, por ejemplo, se podría ejecutar el siguiente comando:
La mayoría RDBMS producirá la salida que se ve algo como esto:
En la mayoría de circunstancias, sin embargo, queremos crear una consulta más compleja que nos deje en casa en un registro en particular. Aquí, por ejemplo, es una sentencia SELECT que sólo selecciona los autores nacidos después de 1890:
Esta declaración comienza aislando dos campos que deben ser devueltos al usuario, pero luego agrega una cláusula WHERE que califica la búsqueda de acuerdo a criterios particulares - en este caso, a los expedientes en los que el valor entero contenido en el campo year_of_birth es mayor que ( o igual a) 1890. El resultado es una lista de autores:
Suponiendo que ya hemos creado registros de Mark Twain y de Las Aventuras de Huckleberry Finn, ahora podemos utilizar la sintaxis de consulta para descubrir la clave principal de Mark Twain y utilizarlo para llenar el campo de clave externa para sus obras. La primera se lleva a cabo con una sentencia SELECT:
El sistema devuelve el valor "1" Ahora podemos usar una instrucción UPDATE para modificar el registro de trabajo correspondiente:
El método más eficiente aludido más arriba - la carga de un registro en la tabla de obras con la clave externa apropiada en un comunicado - utiliza lo que se llama una subselección:
Esta declaración sigue la sintaxis habitual de la sentencia INSERT, excepto que el último valor en el segundo conjunto de paréntesis (la relativa a author_id) es en sí mismo una declaración SELECT diseñada para devolver un solo valor: la clave principal para el registro de autor con el palabra "Twain" en el campo apellidos.
Consultas de bases de datos pueden alcanzar un importante nivel de complejidad; la cláusula WHERE puede aceptar los operadores booleanos (eg''WHERE yearof_birth> 1890 Y year_of al nacer <1,900 ''), y la mayoría de las implementaciones de SQL ofrecer palabras clave para cambiar el orden de la salida (por ejemplo, ORDER BY year_of_birth). Aprovechando al máximo el modelo relacional, por otra parte, requiere que seamos capaces de reunir información de varias tablas y presentarlo en una lista de resultados. Esta operación se llama una unión.
Supongamos que queremos devolver un conjunto de resultados único que enumera los nombres de los autores, títulos y editores de todos los trabajos en la base de datos. Si lo hace, será necesario que nos reunimos la información de las tablas de autor, los editores, y de trabajo, y también de la asociación que une a los editores de obras. La sintaxis para la construcción de esta consulta se desprende la plantilla general de SELECT ... DESDE DONDE ... ... pero con una peculiaridad:
Cualquier base de datos de complejidad no trivial tendrá nombres de columnas equivalentes repartidos en varias mesas. Esta equivalencia se producirá de forma natural con columnas que representan conceptos comunes (como "fecha"), sino que se producirá inevitablemente con las teclas (ya que la etiqueta de clave principal en una tabla menudo ocurrirá que la etiqueta de clave externa en varios otros). La clave para entender esta unión consulta radica en la cláusula FROM, donde cada tabla que participa en la unión es un alias a una variable corta. En esta consulta, la variable a se interpondrá en la tabla authors, w para las obras, y así sucesivamente. Así, podemos leer la primera parte de la consulta como diciendo "Seleccione el campo last_name de la tabla de los autores, el campo first_name de la tabla de autores, el campo Nombre de la tabla de los editores, y el campo de título de la tabla de trabajos." La cláusula WHERE luego trata de hacer coincidir las columnas de clave adecuadas: la PUBLISHER_ID en los editores y pub_works tablas deben coincidir con el work_id en las obras y pub_works tablas deben coincidir, y los author_ids en los autores y obras tablas deben coincidir. El RDBMS volverá entonces todos los registros que coinciden con todos estos criterios en el orden en que fueron solicitados en la primera parte de la consulta:
Restricción esta consulta a un solo autor es simplemente una cuestión de añadir otra restricción a la cláusula WHERE: pair. last_name = d 'Twain'.
La necesidad de unirse a las operaciones (y subconsultas, que a menudo se puede utilizar para lograr la misma cosa) aumenta a medida que las bases de datos se acercan a la plena normalización. Los administradores de bases de datos que desean sacar el máximo provecho de un buen diseño relacional querrán estudiar las características particulares de su aplicación SQL de cerca.
Administración de la base de datos
Un buen RDBMS incluirá todas las facilidades necesarias para la implementación de un esquema, la importación de datos en el sistema, y ​​la realización de consultas. Sin embargo, tales instalaciones representan sólo una parte del conjunto general de las funciones y capacidades necesarias para la creación de un sistema de producción.
La prudencia sugiere que sólo unos pocos privilegiados usuarios deben poseer la capacidad de crear y destruir las bases de datos, y que un conjunto más amplio (pero no ilimitado) de los usuarios de poder agregar los datos de las bases de datos existentes. También puede haber datos administrativos almacenados en la base de datos que no están destinados para los usuarios normales del sistema.
submitted by inforepar1 to informatica [link] [comments]


2014.11.09 11:24 anafernandezaballi "todo el mundo quiere la revolución, pero nadie quiere fregar los platos"

http://www.eldiario.es/interferencias/Militancia-masculinidad_6_322377771.html
Ahora mismo el momento político que vive el Estado español es apasionante. Podemos es en parte uno de los grandes responsables. El último sondeo del CIS lo demuestra: ha sabido capitalizar y redirigir toda la energía social que se vislumbró durante el 15M. Podemos se ha convertido en una máquina de generar debates y opiniones. Las hay para todos los gustos.
Desde la caverna mediática más conservadora se nos dice que van a convertir España en una nueva Venezuela chavista. Desde posturas más progresistas pero aún enamoradas con el PSOE (sí, aún queda gente así) se critica su populismo pero cada vez más las opiniones tratan de ser menos generalistas y más sobre el detalle de lo que proponen. Y es probablemente desde el contexto más a la izquierda donde encontramos las mayores dosis de generosidad y crítica fundamentada.
Hay dos cuestiones que parecen claras con respecto a Podemos: la primera, tiene ante sí un reto organizativo muy grande, teniendo en cuenta que el partido es jovencísimo y que debe aunar las expectativas que está generando con un crecimiento orgánico como estructura es muy complicado. La segunda, por más que aceptemos que ha capitalizado y sigue redirigiendo las energías post 15M y haya mucha gente ilusionada, hay miedos fundamentados en quiénes critican a Podemos que no pueden ser obviados. Uno de esos miedos tienen que ver con la relación que Podemos está estableciendo con las luchas feministas.
Analizando la frase, resulta equívoca. “ Soy un militante, no un macho alfa”. Carolina León afirma que, “el propio concepto de militancia está muy basada en la masculinidad”. Así que quizás contraponer macho alfa a militante es un poco extraño. Los partidos tradicionales tienen estructurales patriarcales y heteronormativas. Los barones suelen ser varones que mandan. Hombres con corbatas. Hombres que nos guían. La militancia está llena de machos alfas. Elena Cabrera comenta que “es gracias al machoalfismo de Iglesias que fuera de círculos y círculos, Podemos triunfó y el Partido X no. Las tertulias de la tele son en esencia torneos de machoalfismo”.
El primer antecedente de Podemos y su relación con las luchas feministas no generó buenas vibraciones. En un artículo publicado por Antonio Manfredi, éste resumía una sesión en la escuela de verano de Podemos en la que Carolina Bescansa declaró que el tema del aborto no es un tema que construyese potencia política de transformación y, por tanto, para Podemos no era prioritario. La propia Bescansa puntualizó “Nunca dije que nuestros derechos no son prioritarios. El periodista interpreta, pero no pone comillas” a lo que Manfredi contestó: “Así es Carolina. Planteaste 3 temas esenciales, entre los que no estaba el aborto. No dijiste que @ ahorapodemos esté en contra”. Lo que parece claro y razonable es pensar que para que Podemos construya mayorías hay ciertas de sus estrategias mediáticas que deben ser para todos los públicos. Ocurre lo mismo con la figura de Pablo Iglesias. No es proyectado como un militante más.
Es cierto que no toda la militancia esté basada en la heteronormatividad. Como dice Rubén Martínez, “Decir que eres un militante supone entregarse a un mandato colectivo y asumir una lealtad construida con otras personas”. Nico Sguiglia también defiende esta postura diciendo que “ser militante es ser una abeja más o una abeja singular pero no una reina, creo que sí se podría contraponer militante a macho alfa, y pese a la dureza de su nombre y su posible genealogía, la 'militancia' está cargada de sensibilidades plurales, no todas gobernadas por lo viril o masculino”. E incluso es justo decir que la frase de Pablo Iglesias se produjo contestando a un militante exaltado (que sí correspondía mucho más al estereotipo de militante macho alfa) que exigía un movimiento sin líderes.
Por eso es justo no ceñirse única y exclusivamente a la frase y analizar el proceso. Pero como parte de este proceso, este Vine de Irene Redondo (que ha declinado hacer declaraciones al respecto) resume el sentimiento de muchas mujeres feministas:
Podemos utiliza constantemente la retórica de los de abajo contra los de arriba. La famosa noción de La Casta que tan buenos resultados está dando para sortear el clásico y embarrado debate entre izquierda y derecha. Pero lo cierto es que en su discurso público, apenas hay rastros visibles de que tanto en los de arriba como en los de abajo, la casta somos los hombres y los privilegios que tenemos adquiridos. Eso sitúa al feminismo en una doble lucha: la lucha por quebrar los privilegios de los que más tienen frente a quiénes no tienen casi nada y la lucha por destruir el machismo (que está en todas partes, en los de abajo, en los de arriba, en los de en medio…).
Quizás es un buen momento para recordar que durante el 15M muchos hombres militantes y autoconsiderados de izquierdas se dedicaron a boicotear las comisiones feministas que se habían creado. En la mayoría de los casos el argumento era “esto no toca”. La comisión feminista de Sevilla llegó incluso a ser vetada antes de una Asamblea sobre la lectura de un manifiesto que había sido consensuado a nivel estatal. Curiosamente, fuera o no orquestado, el micrófono desde donde se controlaba la Asamblea, estaba portado aquel día por un hombre.
En " Análisis de género de los principios organizativos a debate en Podemos", publicado en su blog por Miranda Islatempestad nos muestra que no hay datos tranquilizadores. La propuesta ganadora de Claro que Podemos solamente contó con un 20% de participación femenina. En el documento se menciona también el factor correctivo de género (con una proporción en ratio 40/60 para cada género) y se afirma “que la participación sea real tanto en su desarrollo como en sus efectos, y que lo haga incluyendo a cualquier ciudadano, sin ninguna barrera, sin ninguna distancia”. La autora explica que en la propuesta se establecen mecanismos para la participación pero no para el empoderamiento. Parece obvio preocuparse dado que si no se generan dichos mecanismos, la situación considerada como natural se perpetuará. Como dice Miranda “en la vida política y asamblearia son habituales los micromachismos, y los desincentivos a la participación de las mujeres, a menudo asignadas a roles tradicionales, no relacionados con la capacidad de influencia en la toma de decisiones (...) Los prejuicios de género llevan parejo un desincentivo al liderazgo natural femenino, promoviendo roles secundarios y liderazgos de mujeres tutelados por líderes (estos sí, naturales) masculinos.”
De hecho, la resolución más explícitamente feminista “ Defender la Democracia es Defender la Igualdad” que contaba con el apoyo de Carolina Bescansa, Pablo Echenique, Íñigo Errejón, Teresa Rodríguez, Miguel Urbán, Beatriz Gimeno y Luis Alegre, entre otros, no consiguió los votos suficientes para ser aprobada. Además, como analizan en “ A la atención de Podemos: algunas reflexiones desde el feminismo” María Unceta y María José Belbel, ni siquiera la propuesta más explícitamente feminista estaba del todo bien encaminada: “Echamos en falta la presencia de posiciones y voces que tengan en cuenta la ya larga trayectoria de la lucha feminista, la lucha contra el sexismo, la homofobia y la exclusión de las personas transexuales”. Tal y como indican las autoras del texto, no deja de resultar paradójico que siendo mayoritaria la presencia de mujeres en las distintas mareas reivindicativas y por tanto formando una buena parte de la base social de Podemos, finalmente no se haga explícito “un reconocimiento de la opresión de género que apueste por políticas transversales; una mínima discusión, en los círculos de Podemos y en las deliberaciones que se llevan a cabo a través de la red, sobre cómo combatir el machismo que impregna la vida social; sobre el machismo que está en la base de la violencia contra las mujeres; sobre el machismo de casta y de caspa que trata de impedir el derecho al aborto y a la maternidad libremente elegida; sobre el machismo que no acepta la diversidad de opciones sexuales que están presentes en nuestra sociedad".
Es obvio que con respecto al modelo de macho alfa tradicional Pablo Iglesias no encaja. Delgadito, culto y bien hablado, aparentemente dialogante y paciente...en fin, no es John Rambo. Pero sí representa una versión sofisticada y edulcorada de macho. Por otra parte, por más que quede clara la intención de Podemos de subvertir los procedimientos habituales de los partidos, hay otras señales que son preocupantes: que salvo Carolina Bescansa no haya habido menciones directas al trabajo de cuidados (asumiendo una vez más que ese discurso debe ser adoptado naturalmente por una mujer), la renuncia del equipo Sumando Podemos y su crítica a la falta de pluralismo, Juan Carlos Monedero en sí mismo...
Los feminismos llevan mucho tiempo advirtiendo que que los machistas están sofisticando sus formas y apariencias. Es más, el drama es comprobar que la izquierda está llena de comportamientos y situaciones machistas. Por eso no parece desatinado que, más allá de ser conscientes de que la figura homérica de Pablo Iglesias no es más que una estrategia mediática para asaltar los cielos, quizás el devenir de Podemos no esté deparando buenas noticias con respecto a las luchas feministas.
Así que quizás, ser un militante no basta si todo lo que se construye a tu alrededor es un relato basado en el hombre salvador, si todo lo que va ocurriendo es que se construye un aparato político en el que una vez más, falta representación y faltan contenidos transversales basados en las luchas feministas. Porque "todo el mundo quiere la revolución, pero nadie quiere fregar los platos".
Pablo Iglesias y la “feminidad política” Hace aproximadamente un año, durante el taller "¿Cómo unir la izquierda con un programa de ruptura con la Troika? I" durante la IV Universidad de Verano de Izquierda Anticapitalista, Pablo Iglesias realizaba una intervención en la que parece intentar distinguir entre una forma de hacer política masculina y otra femenina. He revisado la fuente original y aunque la intención parece la de desacreditar la forma de hacer política masculina, no hay rastro del discurso feminista, para el que por supuesto, la política masculina no es solo una cuestión de tono; para el que evitar hacer política masculina no es una cuestión de pragmatismo político y para el que probablemente lo de “feminidad política” es un extraño recurso retórico que no encaja con los miles de ejemplos que podrían ponerse de cómo transformar la sociedad desde el feminismo. Aquí los extractos de sus intervenciones.
“Estoy entre compañeros y voy a ser polémico (...) Empiezo con las provocaciones, esto se puede afrontar de dos maneras, uno puede ir a las elecciones de una manera masculina, con cojones. Esto implica decir que le decimos al poder aquí estamos yo y mis pelotas frente a ti. Y eso quiere decir que para mi la representación no implica ningún compromiso, que el tuyo es un parlamento burgués de mierda que representa los intereses de clase (...) La clave del poder no está en las instituciones, aquí está en nuestra pelotas, está en la calle (...) Por supuesto, si nos pegan, no vamos a ir a un juzgado o a un cuartel de la guardia civil, esa institución burguesa que protege los intereses de la clase dominante, nosotros hacemos política masculina, con cojones (...) Hay otra manera de ver política que es más femenina. Las mujeres son las que históricamente han tenido que asumir eso que conocemos como reproducción social mientras los hombres trabajaban en la fábrica ellas tenían que hacer cuentas con la miseria y alimentar las bocas de los niños y garantizar la reproducción social. Eran las mujeres. Cuando vemos a esos héroes vestidos de azul en forma de mineros o de traajadores de los astilleros, se nos olvida que las que están haciendo las cuentas para llegar a fin de mes son mujeres que tienen que lidiar continuamente con la realidad, y la realidad revela continuamente nuestra debilidad, no tiene momentos tan épicos. Es asumir que a hostias perdemos (...) La feminidad política implica reconocer que el Estado es un instrumento complejo, lleno de contradicciones. (...) Esto no se soluciona con actitudes masculinas".
Muchas gracias por la colaboración en este texto a Sofía Coca, Elena Cabrera, Carolina León y Elena Fraj.
submitted by anafernandezaballi to podemos [link] [comments]


Como hacer el signo de comillas en mi teclado - 2019 - YouTube ENTRE COMILLAS DARIO GOMEZ - YouTube entre comillas - LA TRIBU VALLENATA - YouTube -ENTRE COMILLAS- DARIO GOMEZ (FULL AUDIO) - YouTube Entre Comillas - Darío Gómez (Letra) - YouTube entre comillas dario gomez (letra) - YouTube José Madero - Entre Comillas (Lyric Video) - YouTube LOS DEL CAMINO - Entre comillas (Vídeo Oficial) - YouTube Amigas entre comillas

LA EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO Y SU RELACIÓN ... - Comillas

  1. Como hacer el signo de comillas en mi teclado - 2019 - YouTube
  2. ENTRE COMILLAS DARIO GOMEZ - YouTube
  3. entre comillas - LA TRIBU VALLENATA - YouTube
  4. -ENTRE COMILLAS- DARIO GOMEZ (FULL AUDIO) - YouTube
  5. Entre Comillas - Darío Gómez (Letra) - YouTube
  6. entre comillas dario gomez (letra) - YouTube
  7. José Madero - Entre Comillas (Lyric Video) - YouTube
  8. LOS DEL CAMINO - Entre comillas (Vídeo Oficial) - YouTube
  9. Amigas entre comillas

This video is unavailable. Watch Queue Queue. Watch Queue Queue VIDEOCLIP OFICIAL 'ENTRE COMILLAS' ÁLBUM DISCOGRÁFICO 'UN CAPITULO NUEVO' ¿Ya viste, Historia de una niña? ⏩ https://bit.ly/HistoriaDeUnaNiña-LDC #losDelCami... uno mas de tantos exitos vallenatos del recuerdo espero respuestas si les gusta el video o la rola para poder seguir subiendo VISITA MI COLECCION DE MUSICA http://noelfonnegra.blogspot.com/ http://www.youtube.com/user/NOELFONNEGRA Lo mejor de la música ranchera lo encuentras aquí. Suscribete para disfrutar de más videos. Music video by José Madero performing Entre Comillas. (C) 2016 EMI Una División De Universal Music México, S.A. de C.V. http://vevo.ly/XdTqZq Best of JoseMad... DARIO GOMEZ Aprende hacer el #signo de #comillas en tu #teclado de una manera rápida y fácil Suscríbete: https://www.youtube.com/c/ElTíoTech?sub_confirmation=1 Síguenos ... entre comillas dario gomez video letra entre comillas dario gomez karaoke entre comillas dario gomez Te necesitaba todo el tiempo para mi pero descuidaste to...